10 de diciembre de 2013 / 03:08 a.m.

Tokio.- La embajadora de Estados Unidos en Japón, Caroline Kennedy, visitó hoy la ciudad de Nagasaki (sur), donde se reunió con víctimas del ataque nuclear estadounidense de 1945 y defendió el incrementar los esfuerzos para el desarme atómico.

Tras visitar el Museo de la Bomba Atómica de la ciudad, la embajadora dijo que estaba emocionada y que le gustaría apoyar lo más posible las actividades de las víctimas del ataque, informó la agencia Kyodo.

Durante una reunión con tres de esas víctimas, Kennedy aseguró que era necesario incrementar los esfuerzos para el desarme nuclear, según relató una de ellas, Hideo Tsuchiyama, de 88 años.

Se trata de un viaje muy simbólico para la recién estrenada embajadora, que llegó a Japón a mediados de noviembre y que es hija del que fuera presidente estadounidense JF Kennedy.

El antecesor de Kennedy en la legación estadounidense, John Roos, hizo historia en 2010 cuando se convirtió en el primer embajador de Estados Unidos en visitar la también bombardeada ciudad de Hiroshima.

Desde entonces, el representante estadounidense acudió a todas las ceremonias celebradas en conmemoración de las víctimas de los dos ataques nucleares.

En 1978, Caroline Kennedy visitó Hiroshima con su tío, el senador Edward Kennedy, durante su primer viaje al país asiático y habló también con una de las víctimas de la bomba atómica que Estados Unidos lanzó sobre la ciudad el 6 de agosto de 1945.

Japón es el único país en la Historia que ha sido atacado con armamento nuclear al ser destruida la ciudad de Hiroshima el 6 de agosto 1945 y Nagasaki tres días después, en los días finales de la Segunda Guerra Mundial.

Kennedy, de 56 años y única superviviente de la familia del que fuera presidente estadounidense entre 1961 y 1963, se convirtió a mediados de noviembre en la primera mujer que dirige la delegación estadounidense en Japón.

EFE