13 de julio de 2013 / 02:52 p.m.

Tokio • Caroline Kennedy, hija del asesinado presidente John F. Kennedy, será la próxima embajadora de Estados Unidos en Japón, según adelantó hoy la agencia nipona Kyodo, que revela que el nombramiento será anunciado próximamente por la Casa Blanca.

Kennedy, de 55 años y única superviviente de la familia del que fuera presidente estadunidense entre 1961 y 1963, sería la primera mujer en dirigir una legación estadunidense en Japón una vez el Senado de Estados Unidos apruebe su nombramiento probablemente en otoño, según detalló a la agencia una fuente en Washington.

Nacida en la ciudad de Nueva York, abogada, casada y con tres hijos, Kennedy deberá afrontar como próxima embajadora en Japón asuntos en liza como la reubicación de las tropas estadunidenses en el archipiélago, herencia de la II Guerra Mundial, o las negociaciones para la firma de tratados comerciales.

A pesar de haberse mantenido distante de la política y haberse centrado en la presidencia de la Fundación John F. Kennedy para la promoción de la cultura, en 2008 y en 2012 tuvo un papel activo en la campaña de elección y reelección del actual presidente estadunidense, Barack Obama.

También expresó en 2008 su interés por suceder como senadora de Nueva York a Hillary Clinton, después de que ésta fuese nombrada Secretaria de Estado de Estados Unidos, en una alternativa que finalmente no se llegó concretar.

La neoyorquina, graduada en la prestigiosa Universidad de Harvard, no cuenta con mucha experiencia en política o asuntos exteriores ni tampoco un especial contacto con Japón, con la única excepción de la luna de miel que pasó en el país en 1986 con su marido, el diseñador Edwin Schlossberg.

De oficializarse, Kennedy reemplazaría en la embajada en Tokio a John Roos, que dirige la legación desde 2009 y fue el primer embajador estadunidense en asistir a una ceremonia en honor de las víctimas de Hiroshima y Nagasaki, bombardeadas por Estados Unidos en 1945.

EFE