13 de diciembre de 2013 / 10:09 p.m.

Costa Rica.- El tribunal con sede en La Haya rechazó las medidas provisionales en una votación unánime, al considerar que el camino construido por Costa Rica, paralelo al fronterizo río San Juan, no representa el "riesgo real e inminente de perjuicio irreparable" que invocó Nicaragua al alegar que existe daño ambiental a su territorio.

"Consideramos muy acertada la decisión de la Corte de no atender lo que claramente era un truco procesal de Nicaragua. Ese país no ha demostrado que se le haya causado daño alguno de importancia por la construcción de la ruta 1856 y la Corte ha tomado nota de ese hecho", afirmó el ministro de Relaciones Exteriores, Enrique Castillo.

"Es un triunfo del derecho internacional y una indisputable victoria jurídica que celebramos", añadió el canciller costarricense.

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, destacó esta resolución como la segunda victoria diplomática para su país en menos de un mes, luego de que el 22 de noviembre la Corte Internacional avaló las medidas cautelares que su gobierno solicitó contra Nicaragua por el daño ambiental a los humedales en la fronteriza Isla Calero.

"Los costarricenses debemos continuar fortaleciendo la defensa de la soberanía e integridad territorial del país y en ese esfuerzo la construcción de la ruta 1856 es y seguirá siendo una prioridad para esta administración", afirmó la mandataria.

Por su parte, el representante de Nicaragua ante la Corte de La Haya, Carlos Argüello, consideró que su país alcanzó su principal objetivo al lograr que Costa Rica detuviera la construcción de la carretera a orillas del Río San Juan.

Argüello dijo a medios oficiales que la Corte no admitió las medidas cautelares pedidas por Nicaragua pero ordenó paralizar la construcción de la carretera al menos durante todo el año 2014, además de ordenar la presentación de un estudio de impacto ambiental del camino.

"Básicamente el interés de Nicaragua fue llenado, porque lo que Nicaragua estaba pidiendo a la Corte lo concedió al decir que Costa Rica ya lo había aceptado (el daño)", dijo vía telefónica Argüello al Canal 4 de televisión.

Explicó que en las mismas audiencias Costa Rica, a través de sus representantes, reconoció que la carretera estaba mal planificada, que su ejecución había sido hecha incorrectamente y que por eso estaban haciendo estudios necesarios para mitigar los daños que se habían ocasionado.

"Costa Rica reconoció la necesidad de trabajos de mitigación en aras de mitigar los daños causados por los efectos de la mala planificación y ejecución de las obras de la carretera", dijo Argüello.

Argüello dijo que la ordenanza de la Corte es independiente del caso de fondo, de tal manera que a partir de la próxima semana Costa Rica tendrá que presentar su respuesta a la demanda de Nicaragua.

AP