multimedios digital 
19 de junio de 2017 / 12:37 p.m.

ESPECIAL.- Carrie Fisher tenía sustancias opiáceas y cocaína en su sistema al momento de su muerte.

De acuerdo a The Hollywood Reporter, el forense reveló que estas drogas estaban en el cuerpo de la actriz cuando falleció en diciembre del año pasado.

Además de esto, el estudio toxicológico también mostró rastros de metadona.

A pesar del descubrimiento, el médico aseguró que aún no está claro cuánto afectaron estas sustancias en el fallecimiento de Fisher.

Por su parte, la familia se negó a que se realizara una autopsia completa.

Carrie Fisher murió en diciembre de 2016, víctima de una apnea del sueño mezclada con una acumulación de grasa en las paredes arteriales.

La actriz ganó popularidad al interpretar a la Princesa Leia en la saga de Star Wars.




jeem