19 de febrero de 2013 / 03:20 p.m.

Una motín por la expulsión de un nigeriano en un centro de detención de migrantes sin documentos en esta capital, provocó anoche daños por 100 mil euros, dos heridos leves y el arresto de 8 personas, informó la policía local.

Portavoces de la oficina de Inmigración de la jefatura de la policía romana dijeron que la protesta fue por la repatriación de un nigeriano de 29 años de edad, sobre quien pesaba una orden de expulsión.

Los inmigrantes incendiaron colchones y muebles, subieron a los techos del centro y se enfrentaron con los agentes, dijeron las fuentes.

En las protestas una agente de la policía y uno de la guardia de finanzas resultaron levemente heridos.

Los hechos se verificaron en un Centro de Identificación y Expulsión (CIE) de indocumentados ubicado en la periferia de Roma.

""El CIE es un lugar feo y no entusiasmante, pero necesario para contrastar la inmigración abusiva e ilegal de los extracomunitarios, mientras los comunitarios, como los rumanos, tienen otro reglamento"", declaró el alcalde de Roma, Gianni Alemanno.

Reconoció que la revuelta estuvo también relacionada con las condiciones de vida en el centro, que han empeorado debido a los recortes de presupuesto.

Por su parte, el garante de los detenidos en el CIE, Angiolo Marroni declaró que en el centro donde se verificó la revuelta hay detenidas 132 personas del sexo masculino, de las cuales el 40 por ciento son de nacionalidad nigeriana.

— NOTIMEX