25 de septiembre de 2013 / 01:43 p.m.

HARARE.-  Cazadores furtivos de marfil de Zimbabue mataron a más de 80 elefantes envenenando pozos de agua con cianuro, poniendo en peligro a una de las colonias de paquidermos más numerosas del mundo, dijo el miércoles un ministro.

El ministro de Medio Ambiente, Saviour Kasukuwere, dijo que los elefantes habían muerto en las últimas semanas en el parque nacional de Hwange, el mayor de la nación del sur de África, mientras las fuerzas de seguridad estaban preocupadas preparando las elecciones generales del 31 de julio.

La policía y los guardias forestales recuperaron 19 colmillos, cianuro y trampas con cables tras una redada en poblaciones próximas al parque, que se sitúa al sur de las cataratas Victoria.

"Estamos declarando la guerra a los cazadores furtivos", dijo a Reuters. "Vamos a responder con toda nuestra fuerza porque nuestra vida salvaje, incluyendo la de los elefantes que están matando, son parte de los recursos naturales y riqueza que queremos que beneficie al pueblo de Zimbabue".

Kasukuwere, que fue nombrado ministro de Medio Ambiente hace una semana, dijo que impulsaría duras penas para los cazadores furtivos condenados, que habitualmente son castigados con menos de los nueve años de prisión con los que se pena el robo de ganado. (Reporte de Cris Chinaka; Traducido por Emma Pinedo en Madrid; Editado por Lucila Sigal)

Reuters