16 de diciembre de 2013 / 05:33 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El argentino Jorge Mario Bergoglio celebra mañana su primer cumpleaños desde que fuera elegido papa en el cónclave del pasado marzo, una jornada en la que en el Vaticano no hay previsto ningún acto oficial especial, pues la costumbre es celebrar la onomástica.

El papa Francisco (Buenos Aires, 1936) cumple mañana 77 años y lo hace lejos de su tierra natal, Argentina, aunque la distancia será compensada en gran parte por el importante momento vital del que goza el exarzobispo bonaerense, que se dispone a vivir su primeraNavidad como pontífice.

La página web oficial del Vaticano le dedica ya un homenaje, con una especie de álbum virtual con algunos de los mensajes que ha lanzado desde que se convirtiera en papa el pasado mes de marzo, destacando en su portada la expresión: "la ternura de Dios se expresa a través de los gestos".

Desde hace días llegan al Vaticano de todas partes del mundo mensajes de felicitación para Jorge Mario Bergoglio, quien el pasado sábado pudo tener un adelanto de su cumpleaños con el "Felicidades, Santo Padre" que le dedicaron cientos de niños en la audiencia que celebró a los asistidos por el Dispensario de Santa Marta.

A partir de esta medianoche y durante todo el día de mañana, movimientos eclesiásticos, asociaciones de jóvenes y distintas comunidades de fieles llevarán a cabo una jornada de rezo en la iglesia de San Lorenzo de Piscibus de Roma, promovida por los llamados "Papa Boys", bajo el lema "#FelicidadesFrancisco".

Esta iniciativa pretende también llamar a la participación de los más jóvenes desde cualquier parte del mundo, para que se unan al rezo desde sus propias parroquias e, incluso, desde sus casas, y celebrar así el cumpleaños del pontífice.

Para contribuir a paliar la sensación de lejanía con respecto a su tierra natal, Francisco podrá además contar en breve con la presencia en el Vaticano de una delegación de su equipo de fútbol, el San Lorenzo, que le ofrecerá la reciente victoria del trofeo Inicial argentino.

Según informó hoy su entorno, el pontífice respondió con un "¡Qué alegría!" al recibir la noticia de que el San Lorenzo ganó el trofeo Inicial argentino de boca de su secretario personal, monseñor Fabián Pedacchio.

EFE