6 de febrero de 2013 / 01:56 p.m.

Las autoridades de Cantón, en el sur de China, han anunciado el cese de un funcionario de Policía que, al parecer, utilizó documentos de identidad falsos y adquirió hasta 192 viviendas.

Según informó hoy la agencia Xinhua, Zhao Haibin, funcionario del Departamento de Seguridad Pública de la ciudad de Lufeng y vicesecretario del Partido Comunista en una localidad de la zona, ha quedado despojado de sus cargos oficiales y se ha abierto una investigación sobre sus actividades.

Según las denuncias de ciudadanos en internet, Zhao maneja dos documentos nacionales de identidad (DNI) diferentes -una de ellos le acreditaba como empresario- y es propietario de 192 viviendas.

El ya ex funcionario ha reconocido que cuenta con dos DNI y que ha actuado como representante legal de una empresa de materiales de construcción, pero ha negado que posea tal número de propiedades inmobiliarias.

Según su versión, obtuvo el segundo DNI mientras trabajaba, a principios de los años noventa, en una empresa de seguridad, y no lo canceló tras reincorporarse al Departamento de Seguridad Pública en 1997.

Acerca de las viviendas, sostiene que esas propiedades fueron construidas por su hermano y otras personas y posteriormente se acabaron vendiendo. Asegura que él sólo fue un "supervisor" de las viviendas.

El de Zhao es el último en una serie de escándalos de corrupción entre funcionarios chinos, en muchos de los cuales se falsificaron documentos oficiales, especialmente permisos de residencia o "hukou", para adquirir altos números de propiedades inmobiliarias.

El caso que más ha acaparado la atención de los medios chinos ha sido el de Gong Aiai, subdirectora de un banco provincial, que se hizo con cuatro "hukou" para comprar 41 viviendas, decenas de ellas en las zonas más céntricas y costosas de Pekín, valoradas en 159 millones de dólares.

EFE