23 de febrero de 2013 / 08:59 p.m.

Ni siquiera se pudo verificar el lugar del presunto enfrentamiento con soldados en el que ubicaban al narcotraficante mexicano.

 

México y Colombia • El ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López Bonilla, pidió ayer disculpas por la pifia de haber informado que en un presunto enfrentamiento ocurrido en la zona de Petén, la tarde del jueves, habría fallecido el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán.

Durante una entrevista ofrecida a la estación Emisoras Unidas de Guatemala, pidió disculpas y reconoció que “no se pudo verificar nada” en cuanto al supuesto enfrentamiento entre narcotraficantes en el que habría participado el capo.

El funcionario atribuyó sus declaraciones a la “información caótica” generada en los medios de comunicación de ese país que, reconoció, no verificó.

Las primeras versiones sobre la presunta muerte del capo mexicano surgieron el jueves cuando López Bonilla sostuvo que una persona fallecida en un enfrentamiento en el municipio de San Francisco tenía parecido con El Chapo.

“No podemos asegurar, pero podría ser él”, dijo en ese momento.

Esta información del funcionario guatemalteco provocó diversas reacciones en México, donde el presidente Enrique Peña Nieto señaló la noche del jueves que no había podido confirmar tal versión.

A su vez, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que el gobierno federal estaba en comunicación con el de Guatemala, “pero todavía ellos mismos no tienen información que pudieran darnos y podernos confirmar esa noticia”.

Por la noche, en MILENIO Televisión, en el noticiario con Carlos Zúñiga, Francisco Cuevas, secretario de Comunicaciones de la Presidencia de Guatemala, dijo que la información difundida era inexacta e incluso el Ejército y la Policía Nacional Civil continuaban con el rastreo de la zona del Petén.

Dijo también que algunos pobladores del lugar llamaron a algunos medios de comunicación para informar de un supuesto enfrentamiento armado y de las sospechas sobre la identidad de El Chapo.

Ayer, en entrevista con Joaquín López-Dóriga, el mismo Cuevas insistió en que no se pudo confirmar el enfrentamiento en el que habría muerto el capo y que él mismo habló con el ministro del Interior de ese país y que ambos coincidieron en que la confusión se debió a la información obtenida de fuentes periodísticas.

Ayer, Osorio Chong dijo que solo fue un rumor la versión de la muerte del narcotraficante.

“Fueron rumores que ni siquiera se ha podido determinar su origen; se habla de algún periodista de Guatemala que dio a conocer en primera instancia ese tema. Las propias fuerzas de seguridad de Guatemala no han encontrado el lugar de ese supuesto enfrentamiento, vehículo ni personas, entonces yo lo dejaría hoy en una filtración, no sé si mal intencionada, pero sí una filtración”, señaló.

Colombia, sin datos

El gobierno de Colombia aseguró ayer que no tenía información oficial sobre la versión de la supuesta muerte del narco.

“Sin duda, sería un golpe de enorme trascendencia, histórica si se quiere ver, en caso de que se le hubiera dado de baja al narcotraficante, pero hasta el momento no hay nada oficial, sabemos que se compararán huellas y pruebas, eso es todo, no se nos ha dicho que sea El Chapo Guzmán”, señaló el general José Roberto León Riaño, director de la Policía Nacional.

El funcionario encabezó una reunión de trabajo con agregados de las policías con las que autoridades colombianas mantienen convenios de cooperación en materia de seguridad, contra la delincuencia y terrorismo.

Al concluir el encuentro el ambiente era de tranquilidad, nada que evidenciara bases sólidas para suponer la caída del capo. (Con información de: Ignacio Alzaga)

Claves“Intocable”

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Ernesto Cordero, aseguró que Joaquín El ChapoGuzmán no es intocable y que se le encontrará, castigará e ingresará a la cárcel.

Jesús Zambrano señaló que es importante que el asunto se aclare “y no vaya a ser por ahí que digan que sí lo ultimaron y luego que no aparezca el cuerpo”.

Martí Batres, líder de Morena, dijo que el tema “suena como al operativo de Bin Laden, un abatimiento basado en rumores, sin los elementos materiales necesarios para la certidumbre general”.

REDACCIÓN