AP
10 de enero de 2016 / 07:56 p.m.

California.- La noticia de que el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán le concedió mientras estaba prófugo una entrevista a Sean Penn, según éste facilitada por Kate del Castillo, le dio un giro inusual a la alfombra roja de los Globos de Oro, pues en vez de hablar de moda, cine o televisión, los nominados e invitados latinos respondieron preguntas sobre este caso.

"Como mexicano, para mí este es un tema muy serio. No me puedo reír al respecto", dijo el actor mexicano Gael García Bernal al llegar a la ceremonia en el Hotel Beverly Hilton.

"Hay muchas muertes involucradas. Es un tema muy doloroso que ha causado mucho dolor en todo el mundo y no lo puedo tomar a la ligera", añadió García Bernal, nominado a mejor actor en una serie de comedia o musical por su trabajo en "Mozart in the Jungle".

La entrevista de Penn fue publicada por Rolling Stone el sábado por la noche.

El actor estadounidense se habría reunido con Guzmán por primera vez a principios de octubre, mientras el capo más buscado del mundo estaba prófugo tras haber escapado en julio de una prisión mexicana de máxima seguridad a través de un túnel complejo.

El director chileno Pablo Larraín, cuyo filme "El Club" compite por el premio a la mejor película en lengua extranjera, expresó que no se atrevería a juzgar "moralmente" a Penn y Del Castillo.

"Lo que hizo Penn fue una entrevista. De alguna manera quizás El Chapo se abrió al hablar con un actor y una actriz mexicana para una entrevista con Rolling Stone.

Al final, es la prensa la que termina articulando lo que está pasando y creo que eso dice mucho de lo que está pasando en el mundo", dijo el realizador.

"Al Chapo lo agarraron según lo que yo puedo entender porque comenzó a organizar una película autobiográfica, o sea que lo que mató al Chapo fue la vanidad. Pura vanidad".

"El Chapo Guzmán es un criminal que debería estar preso, pero no creo que alguien que se haya juntado con él en la intimidad haya cometido algo que yo consideraría un reproche", recalcó.

La actriz mexicana Ana de la Reguera, quien asistió a la ceremonia, se abstuvo de hacer comentarios sobre el caso en la alfombra.

"A Kate la amo y es mi amiga y es lo máximo", se limitó a decir. "Por eso mismo no quisiera dar una opinión".