10 de febrero de 2013 / 06:45 p.m.

La Habana.- El presidente Hugo Chávez cumple hoy 60 días de ausencia de Venezuela y silencio absoluto, pese a que Caracas asegura que “se mantiene al mando” del país, tras sobrepasar en La Habana la etapa más crítica de su cuarta operación de cáncer.

Las especulaciones de tintes dramáticos han vuelto a dispararse —“perdió la voz por completo y está muy deprimido”, dicen las más recientes—, en tanto el misterio que rodea la convalecencia del mandatario solo es roto desde Caracas por enigmáticos anuncios del vicepresidente Nicolás Maduro.

“Estoy en un proceso de recuperación, pero estoy en batalla”, habría escrito Chávez a sus seguidores, según un mensaje leído el viernes por Maduro en Caracas, horas después de regresar de La Habana.

El diario ABC aseguró en su edición de ayer que Chávez, de 58 años, está incapacitado para reasumir sus funciones, lo que sería informado en breve por Caracas.

En una nota informativa, el periódico español aseguró que los médicos en La Habana comunicaron a la familia, a los hermanos Fidel y Raúl Castro y al gobierno venezolano “que el paciente no está en condiciones de regresar para ejercer la Presidencia de Venezuela”.

El rotativo citó fuentes en contacto con el equipo médico que atiende a Chávez, que aseguran que el mandatario “ha perdido la voz por completo, a consecuencia del tratamiento médico recibido, ya que ha causado un daño permanente a sus cuerdas vocales y difícilmente podrá recuperar la voz”. ABC explicó que el anuncio de que Chávez no volverá al poder ya fue comunicado a los miembros del Tribunal Supremo de Venezuela.

Sin embargo, el canciller venezolano Elías Jaua aseguró ayer a periodistas que Chávez está “al mando y tomando decisiones de carácter estratégico para el desarrollo económico y productivo del país”.

Jaua quien viajó esta semana a La Habana a visitar a Chávez en compañía de Maduro, y la procuradora general, Cilia Flores, dijo que el presidente los había recibido con un “sarao” de música llanera, con lo que destacó el buen ánimo del gobernante.

En opinión de Maduro, sucesor de Chávez por decisión del propio líder venezolano, el gobernante habría enviado mensajes, bajo su firma, al alto mando militar venezolano y hasta a los participantes en la última cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños realizada en Santiago de Chile.

Pero hasta ayer no había escrito nada en su cuenta de Twitter, como hizo casi inmediatamente después de su tercera operación de cáncer, ni ha recibido a ninguno de los presidentes que viajaron a La Habana para saludarlo.

La última de esas visitas fue la de la mandataria argentina Cristina Kirchner, quien abandonó la capital cubana el 13 de enero sin poder verlo.

Chávez ingresó por última vez al quirófano el 11 de diciembre, cuando se le extirpó en La Habana una recurrencia del cáncer detectado 18 meses antes en la zona pélvica, y al salir de la “compleja” operación contrajo una “delicada” infección respiratoria que pudo sobrepasar, en opinión oficial.

MANUEL J. SOMOZA Y AGENCIAS