9 de enero de 2013 / 01:55 p.m.

Caracas • El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, hospitalizado en Cuba, no podrá asistir mañana a la toma de posesión de su tercera presidencia porque su proceso de recuperación se extenderá más allá de esa fecha y lo hará más adelante ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), informó ayer el gobierno, en una situación totalmente inesperada en el país sudamericano.

“"El presidente ha pedido informar que de acuerdo con la recomendación del equipo médico (...), el proceso de recuperación posquirúrgico deberá extenderse más allá del 10 de enero"”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, al leer una carta del vicepresidente y canciller Nicolás Maduro, nombrado por Chávez en diciembre como su heredero político.

Por esa circunstancia “"se invoca el artículo 231 de la Constitución"” para “"formalizar, a fecha posterior, la juramentación correspondiente ante el Tribunal Supremo de Justicia"”, añadió el titular del parlamento.

El artículo 231 dice que la toma de posesión del presidente será el 10 de enero ante la Asamblea Nacional, pero añade que “"si por cualquier motivo sobrevenido"” éste no pudiese tomar posesión lo hará ante el TSJ, aunque la Constitución, que data de 1999, no precisa la fecha.

Según informó el lunes el gobierno, Chávez está en “"una situación estacionaria"” de la insuficiencia respiratoria que sufrió tras la cuarta operación contra el cáncer el 11 de diciembre.

Hasta ahora el gobierno había declinado confirmar que Chávez no acudiría mañana a su nueva toma tras su reelección por 55 por ciento de votos el 7 de octubre.

Poco antes del anuncio, el líder opositor, Henrique Capriles, pidió al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que se pronuncie sobre la eventual falta de Hugo Chávez a la juramentación del cargo de presidente, mañana. “"El país está esperando respuestas sobre la interpretación del TSJ"”, dijo y aseveró que el 10 de enero comienza un nuevo periodo presidencial, para el cual fue electo Chávez, no un gobierno, ni su gabinete.

Además, pidió a los mandatarios de Brasil, Colombia, Argentina, Ecuador y Bolivia que no se presten al juego del gobierno, que convocó para mañana a una gran manifestación en Caracas en apoyo a Chávez, con la asistencia anunciada de varios presidentes del área.

La coalición opositora Mesa de Unidad Democrática alertó en una carta al titular de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, de una posible “"grave violación al orden constitucional"” si el gobierno actual sigue en funciones. El caso no aplica para el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Pero en Brasil, el asesor internacional de la presidenta Dilma Rousseff, Marco Aurelio García, dijo que la extensión del actual gobierno “por un plazo prudencial” es un proceso “"cubierto perfectamente por los dispositivos constitucionales"”.

AGENCIAS