CARLOS SARMIENTO | @CINETEANDO
12 de noviembre de 2016 / 12:05 a. m.

ESPECIAL.- La infidelidad, la obsesión y el atrevimiento es un precio muy alto que tienen que pagar las protagonistas de La Chica del Tren, una historia llena de intriga que envuelve a una mujer turbada que no puede dejar atrás su pasado.

La trama: Rachel (Emily Blunt) tiene serios problemas con el alcohol, motivo que hará confundirse entre la realidad y sus alucinaciones. Ella, junto a Megan (Haley Bennett) y Anna (Rebecca Ferguson) están unidas por el crimen de una de ellas, una tragedia que será narrada en tres etapas.

La película está basada en la novela británica escrita por Paula Hawkins, publicada en 2015 y que se convirtió en un best-seller por más de cinco millones de ejemplares vendidos en seis meses. Aquí dejaremos a un lado la versión literaria para enfocarnos al trabajo realizado por Tate Taylor, mismo que dirigió a Historias Cruzadas (The Help) en el 2011.

El elenco es perfecto a la historia, Bennet hace eso que su personaje requiere, desde ser una tierna niñera, hasta una sociópata sexy que logra sus deseos más simples. Pero lo que logra Emily Blunt como Rachel es extraordinario: logra esos matices de una mujer confundida, desequilibrada y atemorizada ¡por ella misma!, que merece al menos una nominación al Óscar.

Justin Theroux, Luke Evans, Edgar Ramírez, Allison Janney y Lisa Kudrow también aparecen en esta producción producida por Marc Platt (Puente de Espías).

La ambientación que logra la producción es de aplaudirse. La música, a cargo de Danny Elfman, le da ese toque de emoción y misterio al filme. Mientras que la dirección de Taylor hace recordar títulos como Gone Girl de David Fincher o Single White Female de Barbet Schroeder (1992), mismos donde las mujeres destacan por su inestabilidad emocional y conllevan a una tragedia llena de suspenso.

Esta adaptación cumple al presentar esta mancuerna formada por una niñera, un crimen y una madre primeriza, y aunque la narrativa de la historia es buena, tal vez esta historia de mujeres y escrita por mujeres, también debió de haber sido dirigida por una mujer para darle ese punto que le falta para ser un filme extraordinario.

Calificación: ★★★★

la chica del tren