29 de mayo de 2013 / 02:29 p.m.

 El Gobierno de China expresó hoy su confianza en establecer un "nuevo modelo" de relación con EU, basado en la "confianza mutua", pese a las recientes acusaciones de que un grupo de ciberespías chinos accedió a los diseños de importantes sistemas de defensa del país norteamericano.

""Para crear un nuevo modelo, diferente del antiguo de confrontación, hay que apostar por la confianza, la igualdad, la inclusión, el aprendizaje y las ganancias mutuas"", señaló hoy Zheng Zeguang, director general del departamento de Norteamérica y Oceanía del Ministerio de Asuntos Exteriores chino.

Zheng, que ofrecía una rueda de prensa para informar sobre elpróximo encuentro (7-8 de junio) entre los presidentes Barack Obama y Xi Jinping en California (EU), desestimó las últimas acusaciones de ciberespionaje de EU contra China, un asunto que sin duda saldrá a relucir en la reunión entre los dos líderes.

El martes, el diario The Washington Post publicó un informe preparado por la Junta de Cienciasde Defensa para el Pentágono y representantes de Defensa que revelaba que China ha espiado más de una veintena de diseños, entre ellos de misiles antibalísticos, cazas F/A-18 y del helicóptero Black Hawk.

""China se opone a cualquier forma de piratería informática"", afirmó el alto funcionario, que subrayó que el país asiático "también es víctima de múltiples ciberataques".

Zheng recordó que ""las dos partes (China y EU) han acordado ya establecer un grupo de trabajo en ciberseguridad dentro del marco de diálogo de seguridad estratégico"".

""China está dispuesta a colaborar con Estados Unidos y gestionar sus diferencias de la forma adecuada"", aseveró, antes de añadir que el país asiático apuesta por "la innovación y las estrategias a largo plazo".

Pese al aparente optimismo de China con respecto a las tensiones con Estados Unidos por el ciberespionaje, el Gobierno de Barack Obama ya ha advertido de que este asunto será "prioritario" durante el encuentro entre ambos mandatarios, según ha afirmado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Del mismo modo, el Consejero de Seguridad Nacional de EU, Tom Donilon, abandonó el martes Pekín tras una visita de tres días en la que enfatizó la "necesidad de más cooperación en temas como Corea del Norte, ciberseguridad, cambio climático, estabilidad en Asia y la expansión de los lazos militares".

El paso de Donilon, quien fue recibido por Xi Jinping, se consideró la antesala de la gira americana del presidente chino, que comenzará el viernes y cuyo último destino será California, adonde llegará el día 7 de junio.

China y EU llevan meses enzarzados en una campaña de recíprocas acusaciones de ciberespionaje, que comenzaron en febrero pasado con un informe de una empresa estadounidense que denunció que buena parte de los ciberataques contra EU tienen su origen en una sede del Ejército chino en Shanghái, lo que Pekín negó taxativamente.

EFE