TEXTO Y FOTO: BANG SHOWBIZ
14 de octubre de 2014 / 02:15 p.m.

EU.- Pese a ser una de las jóvenes más famosas del mundo entero, la cantante Miley Cyrus nunca se ha tomado demasiado en serio a sí misma, ya que su comportamiento provocativo y su apariencia en ocasiones estrafalaria no son más que consecuencia de su irrefrenable sentido del humor, que está convencida de que le habría permitido ganarse la vida como humorista de no haberse dedicado al mundo de la música."Si no estuviese aquí ahora mismo, me imagino que estaría dedicándome a hacer monólogos, así que me parece que esta es mi manera de hacer algo parecido. Soy un chiste. ¡Si solo hace falta mirarme! Soy un chiste andante", aseguró la artista en el programa australiano 'Sunrise', donde también desveló que su atrevido vestuario no responde a un elaborado plan de promoción sino a su propia personalidad: "No suelo pensar demasiado en qué me voy a poner porque me parece una manera más de ser falsa. Soy demasiado honesta y genuina. Así que nunca le doy demasiadas vueltas", añadió.De hecho, la joven estrella no suele prestar demasiada atención a la avalancha de comentarios que provoca con cada una de sus apariciones públicas debido a la seguridad que posee en sí misma y en su trayectoria profesional, fruto del detallado conocimiento que posee de la industria discográfica."Al final he acabado creciendo en este mundo, así que soy muy consciente de lo que la fama y el dinero pueden darte, que no es demasiado por cierto, al contrario de lo que la gente pueda pensar. En mi caso, hace un año decidí que mi objetivo en esta vida era ser feliz en cada momento, y en ello estoy", concluyó.