20 de septiembre de 2013 / 01:02 p.m.

Barcelona  • Un choque entre dos trenes de cercanías en la vía 7 de la estación de Sants de Barcelona dejó un balance de 22 lesionados leves, todos fueron atendidos por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Dos de los heridos fueron trasladadas a centros hospitalarios con contusiones menores. En los trenes viajaban unas 80 personas.

El responsable de dichos convoyes de Cataluña, Miquel Pérez, ha explicado que un tren parado ha sido alcanzado por otro tren procedente de Calella durante una maniobra habitual que consiste en permitir a un segundo tren que entre en la vía para “ahorrar tiempo” y se pare junto al primero.

La maniobra, conocida como “marcha a la vista”, se realiza a muy poca velocidad, según Pérez, a unos cinco kilómetros por hora, aunque en este caso el convoy no ha parado a tiempo y ha chocado contra el que ya estaba detenido.

Por el momento, indicó el responsable de la Red Nacional de Ferrocarriles (Renfe), se desconocen las causas del choque a la espera del interrogatorio del maquinista, y no quiso pronunciarse sobre si se trataría de un error humano.

Pérez subrayó que se ha tratado de un “pequeño choque” que no dejó heridos graves, y recordó que la maniobra de marcha a la vista se hace cada día.

El accidente provocó retrasos de media hora en las líneas R3 y R4, y la previsión es que se pueda restablecer la normalidad sobre las 14 horas (local).

 — JOSÉ ANTONIO LÓPEZ