26 de enero de 2013 / 06:25 p.m.

El presidente Mursi insta a manifestarse pacíficamente. Los opositores acusan al actual mandatario de monopolizar el poder.

 

El Cairo.- Diversos enfrentamientos ocurridos ayer en varias ciudades de Egipto, durante una manifestación contra el poder islamista, dejo un saldo de nueve muertos y 456 heridos.

El fallecimiento de las víctimas ocurrió cuando se registró un choque entre manifestantes y la policía en la ciudad de Suez, anunció la televisión estatal.

Testigos explicaron que al menos cinco de las víctimas murieron por disparos de armas de fuego.

El Ministerio de Sanidad confirmó en un comunicado la muerte de las nueve personas, tras sufrir heridas graves tras los disturbios, que se extendieron por las provincias, con motivo del segundo aniversario del levantamiento popular que provocó la caída del presidente Hosni Mubarak.

Según Sanidad, el número de heridos en todo el país ascendía anoche a 456, de los cuales la mayoría se han registrado en El Cairo, con 82. Los disturbios se extendieron por las principales calles del centro de la ciudad.

Los escenarios de las protestas, son las mismas ciudades que el 25 de enero de 2011 secundaron en mayor medida el levantamiento contra Hosni Mubarak, principalmente Alejandría, Suez, Ismailya, Port Said y Mahala al Kubra.

Las fuentes de seguridad explicaron que en Suez el número de heridos era, al menos, de 40, varios de ellos graves, y que los choques crecían esta madrugada en su intensidad.

Los manifestantes protestan contra el presidente, Mohamed Mursi, así como la institución político-religiosa, de corte islamista, que ,lo respalda: los Hermanos Musulmanes, al considerar que quieren monopolizar el poder.

En tanto Mursi instó a todos los egipcios a "aferrarse a los nobles principios de la revolución egipcia y expresar pacífica y libremente sus opiniones", en medio de los graves disturbios que viven las mayores ciudades del país.

En varios mensajes en su cuenta de Twitter, Mursi aseguró que los cuerpos de seguridad egipcios "perseguirán a los criminales y los llevarán ante la justicia", y defendió la labor de la policía, antes de transmitir sus condolencias a las familias de los fallecidos.

En otro mensaje, el presidente consideró que la violencia que sufre el país "pretende empañar la revolución de Egipto".

Minutos antes, el presidente del Partido Libertad y Justicia (PLJ), Saad al Katatni, atribuyó la responsabilidad por la muerte de las nueve personas en Suez a quienes "incitan a la violencia y el caos", en aparente alusión a la oposición, aunque sin nombrarla directamente.

 AGENCIAS