29 de octubre de 2013 / 09:25 p.m.

Washington.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó hoy su preocupación por la muerte violenta de al menos siete personas en el Centro de Ejecución de Sanciones (CEDES) de Altamira, Tamaulipas, en el norte de México.

Frente a estos hechos la comisión reiteró su exhorto a las autoridades para la adopción de las medidas pertinentes a fin de evitar la repetición de hechos similares y para investigar y sancionar a los responsables. 

"El debido control por parte de las autoridades del orden interno en las cárceles es el presupuesto esencial para garantizar los derechos humanos de las personas privadas de libertad", indicó la comisión en un comunicado.

El sábado anterior siete internos perdieron la vida y dos resultaron heridos durante una riña entre reos, en la cual se utilizaron armas punzo cortantes, por presuntas rencillas personales. 

La comisión reiteró que como garantes de los derechos de las personas privadas de libertad, las autoridades tienen el deber fundamental de asegurar el control y la seguridad interna de las cárceles.

Notimex.