EFE
1 de junio de 2013 / 09:23 p.m.

Washington • Cientos de personas se congregaron hoy frente al establecimiento militar de Fort Meade, Maryland (EU), para manifestar su solidaridad con el soldado Bradley Manning, quien el lunes encara una corte marcial por su entrega de documentos gubernamentales clasificados a WikiLeaks.

"Tenemos una demostración muy firme", dijo a Efe Natan Fuller, uno de los organizadores de la manifestación que reunió simpatizantes desde Nueva York a Pensilvania, Connecticut y Nueva Jersey.

"Estamos aquí para mostrar nuestro apoyo para Manning y en protesta contra su encarcelamiento", añadió Fuller.

Manning está acusado de ayudar al enemigo y de violación de la Ley de Espionaje que data de 1917. Si es declarado culpable, podría recibir una de prisión de por vida.

Fort Meade, 43 kilómetros al nordeste de Washington alberga más de 90 organizaciones militares incluida la Agencia de Seguridad Nacional, y allí se encuentra recluido Manning, de 25 años de edad, acusado como responsable por la mayor revelación de documentos confidenciales (700 mil) en la historia estadunidense.

Los manifestantes se congregaron frente a la entrada principal de Fort Meade y la base cerró su portón en ese sitio, donde sólo se permite el ingreso de personas que puedan demostrar su residencia adentro de la instalación militar.

Entre los oradores de la manifestación se cuenta Daniel Ellsberg, un ex funcionario del Pentágono que en 1969 copió y entregó al diario The New York Times documentos secretos del Gobierno de Estados Unidos sobre la guerra en Vietnam.

Otros oradores incluyen la coronel retirada del Ejército, Ann Wright, quien renunció a su empleo en el Departamento de Estado como protesta contra la invasión estadunidense de Irak en 2003, y la parlamentaria islandesa Birtitta Jonsdottir y productora de un video divulgado por WikiLeaks, que muestra un ataque en Bagdad desde un helicóptero estadunidense que mató a varios civiles.

Los simpatizantes de Manning han realizado varias manifestaciones frente a Fort Meade durante los trámites previos al juicio desde noviembre de 2011.

El 21 de mayo la juez militar Denise Lind cerró un año y medio de vistas preparatorias y fijó las reglas para el juicio que se llevará a bajo fuertes medidas de seguridad.

Manning, quien en esa audiencia respondió a preguntas aclaratorias de la juez de manera breve y sigue vistiendo uniforme mientras no haya sentencia en su contra, se enfrenta a una condena de cadena perpetua por "ayudar al enemigo" con sus filtraciones, las cuales ha reconocido y justificado como un medio de cambiar la injusticia de la guerra.

El soldado, analista en Irak hasta su detención en mayo de 2010, ya se ha declarado culpable de 10 de los 22 cargos de que se le acusa, los menos graves, algo que en el mejor de los casos le obligaría a pasar 20 años entre rejas.