10 de mayo de 2013 / 02:10 p.m.

Londres • Las campañas electorales en Pakistán terminarán hoy en medio de una creciente tensión por las amenazas de los talibanes de boicotear el proceso con atentados suicidas y el aumento reciente de la violencia política.

Estos comicios tienen un significado importante porque será la primera vez que se produce una transición entre un gobierno civil a otro en los 66 años de historia de Pakistán, gobernado durante la mitad de su vida independiente por militares.

Sin embargo, el período previo a las elecciones se ha visto afectado por la violencia, que se cobró la vida de al menos 117 personas, incluyendo a varios candidatos.

Apenas este jueves, el hijo del ex primer ministro Yusuf Raza Gilani fue secuestrado durante un mitin electoral y este viernes se han registrado al menos tres atentados por separado.

La Comisión Electoral de Pakistán (CEP) instó a la ciudadanía, los candidatos y los partidos políticos a que se adhieran a la ley y hacer posible la celebración de elecciones en un ambiente de paz y tranquilidad.

El final de la campaña electoral se ha caracterizado por emotivos discursos de los candidatos a encabezar el próximo gobierno democrático de Pakistán.

Nawaz Sharif, el líder de la opositora Liga Musulmana de Pakistán-N (PML-N), y favorito para ser el próximo primer ministro, llamó a sus seguidores a acudir a las urnas para poner fin a los enemigos de la democracia.

El ex jugador de cricket Imran Khan, líder del Movimiento por la Justicia, habló ante sus seguidores en la capital Islamabad por videoconferencia desde una cama de hospital.

Khan resultó herido al caer de un ascensor improvisado en un mitin electoral a principios de esta semana. "Dios no me va a llevar de este mundo hasta que un nuevo Pakistán esté construido", señaló.

El líder del Partido Popular de Pakistán (PPP) Bilawa, Bhutto Zardari, hijo de la primera ministra asesinada Benazir Bhutto y actual presidente Asif Ali Zardari, también se dirigió a la reunión por videoconferencia.

El PPP junto con el Movimiento Muttahida Qaumi (MQM), con base en Karachi, y el Partido Nacional Awami han sido blanco de ataques de los talibanes.

Las urnas abrirán mañana a las 08:00 horas locales y ocho millones 189 mil 802 electores están convocados para elegir a la Asamblea Nacional de 342 escaños, 272 son electos directamente.

También se elegirán a los integrantes de las diferentes Asambleas Provinciales entre 11 mil 692 candidatos.

Más de 73 mil colegios electorales estarán abiertos para que acudan los electores, 20 mil de ellos se consideran un riesgo para la seguridad. Más de 600 mil agentes de seguridad y del ejército se desplegarán para proteger contra posibles ataques.

Notimex