24 de junio de 2013 / 12:12 p.m.

Bangkok • Cientos de escuelas de varias provincias de Malasia se vieron obligadas a suspender hoy las clases después de que el índice de contaminación del aire alcanzase niveles insostenibles, debido al denso humo proveniente de los incendios en Indonesia.

Las autoridades de Malasia declararon ayer el estado de emergencia en dos zonas del país, en los distritos de Ledang y Muar, en la provincia de Johor, después de que el indicador que mide la concentración de partículas en el aire superase los 750 puntos.

Por encima del nivel de los 100 puntos, está considerado por los expertos peligroso para la salud humana.

El ministerio malasio de Educación indicó que más de 250.000 estudiantes y 20.200 profesores se verán afectados por esta medida excepcional.

Además de en los citados distritos, las escuelas también cerrarán en los estados de Johor, Malacca, Selangor, Pahang y Negeri Sembilan, y en el Territorio Federal de Kuala Lumpur.

El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Seri Palanivel, adelantó que el Consejo de Seguridad Nacional iba a difundir instrucciones a la población para que evite salir a la calle.

Por su parte, Singapur se beneficia desde anoche de un cambio en la dirección del viento, lo que ha hecho descender el nivel de contaminación del aire en la ciudad-estado por debajo de los 100 puntos, desde los más de 400 que se registraron el viernes pasado.

Greenpeace acusó ayer a grandes plantaciones de palma de aceite en la isla de Sumatra, algunas de ellas propiedad de singapurenses y malasios, de la contaminación del aíre que desde hace días daña la salud de los habitantes en Singapur y partes de Malasia.

Muchos de los incendios son provocados para ganar a las junglas indonesias tierra cultivable.

EFE