8 de octubre de 2013 / 09:40 p.m.

Washington.— El cierre parcial del gobierno ha mermado o interrumpido los esfuerzos federales para proteger la salud y seguridad de los estadounidenses, desde las investigaciones sobre la causa de accidentes de transporte y de trabajo hasta el seguimiento a los casos de gripe.

El ejemplo más reciente es la investigación de un brote de salmonela en pollo que ha provocado que se enfermen casi 270 personas en 18 estados.

Antes del martes, los CDC sólo tenían un puñado de científicos trabajando en la detección de brotes de enfermedades, lo que obstaculiza su habilidad para rastrear dolencias que pudieran ser letales.

Los estados han tenido que hacerse cargo de gran parte de las labores paralizadas por el cierre gubernamental. En el caso de la seguridad de los alimentos, los laboratorios estatales están investigando enfermedades que se transmiten en la comida y comunicándose entre sí para determinar si los brotes se han extendido.

(AP)