AP
23 de julio de 2016 / 11:38 p.m.

SAN DIEGO.- Edward Snowden dice que la dramatización de su historia en la película Snowden, de Oliver Stone, es "bastante precisa".

Snowden apareció el jueves por la noche en vivo en la Comic-Con desde Moscú, vía Google Hangouts, para responder preguntas del público tras la primera exhibición pública de la cinta e interactuar con el elenco, incluido el astro Joseph Gordon-Levitt.

Ante una pequeña audiencia compuesta mayormente de periodistas, Snowden dijo que no había mucha ficción en el filme, que sigue su vida entre el 2004 y el 2013, cuando filtró documentos de seguridad clasificados a la prensa.

"No creo que nadie esté ansioso de que se haga una película sobre ellos mismos, particularmente alguien que es un defensor de la privacidad", dijo Snowden riendo, pero añadió que había algo de magia en el filme y su potencial capacidad de llegar a un público más amplio a través de la historia narrativa.

"No soy un actor. No creo que nadie en la política sea en verdad lo suficientemente carismático como para conectar con la gente en temas tan abstractos", dijo Snowden. "Pero (los actores) pueden alcanzar nuevas audiencias y poner a la gente a hablar sobre cosas que no tienen tiempo de leer o buscar en el entorno académico. Ver las experiencias vividas... y atarlas a ese mágico momento de Oliver Stone era algo que realmente me ponía nervioso, pero pienso que funcionó".

Gordon-Levitt dijo que el apoyo público de Snowden significa mucho para él.

Snowden también aparece en la película, como él mismo, al final. Aunque en las entrevistas luce sereno y tranquilo, Stone dijo que su actuación fue menos natural.

"Hicimos nueve tomas desde varios ángulos", dijo el director, medio riendo. "Eventualmente lo logramos, pero fue un día difícil".

Además de mostrar a algunos de los mentores de Snowden a lo largo de su carrera, el filme se enfoca considerablemente en su relación con su novia, Lindsay Mills. Shailene Woodley interpreta a Mills, quien según Stone fue muy mal representada por la prensa.

"Creo que los medios fueron muy injustos con Lindsay en ese momento y la trataron de una manera muy condescendiente", dijo Stone. Espera que la película ayude a redimirla ante el público.

Por necesidad, el filme se toma ciertas libertades con hechos que aún no eran de conocimiento público, como el momento crucial en el que Snowden contrabandeó los documentos clasificados de la Agencia de Seguridad Nacional. Sin arruinar cómo los cineastas decidieron dramatizar esa escena, Stone reveló que de hecho fue una idea de Snowden.

"Fue una buena idea y la implementamos", dijo Stone.

Distribuida por Open Road Films, Snowden se filtrará en las salas de cine el 16 de septiembre.