27 de febrero de 2014 / 07:09 p.m.

Los Ángeles.- Ganar un Oscar es uno de los máximos galardones y reconocimientos dentro de la industria del cine. Sin embargo, tras llevarlo a casa los actores, directores o productores se ven con la gran disyuntiva: dónde colocarlo.

A pocos días de la celebración el 2 de marzo de la gala presentada por Ellen DeGeneres en el Dolby Theatre de Hollywood, ya sabemos que el Oscar de la Academia, una estatuilla dorada de 34 centímetros de alto y uno de los objetos más codiciado en Hollywood, descansará en museos, escondites secretos, cuartos de baños o cualquier otro lugar inesperado y de lo más variopinto.

Emma Thompson, dos veces ganadora por Regreso a Howards End y Sentido y sensibilidad, colocó sus premios Oscars en el cuarto de baño de su casa de Londres. «Está lleno de mis posesiones mas preciosas», aseguró Thompson. «Así que no es como si estuviera siendo grosera. Es un sitio importante para mí. Y el baño de abajo es la clase de sitio que usan todos tus invitados. Es agradable para ellos ir al baño y levantar la estatuilla», explicó la actriz.

Cate Blanchett, favorita este año como mejor actriz por su papel en Blue Jasmine, tiene que pagar para ver su Oscar porEl aviador. «Mi premio Oscar está en un museo de cine ACMI en Melbourne. Tengo que pagar la entrada e ir a verlo de vez en cuando», admitió la protagonista de la película de Woody Allen.

Otra de las nominadas este año, Sandra Bullock, confió sus premios Oscars a su hijo, Louis. «Le dejaré decirlo si él quiere, pero es suyo y él sabe dónde está», admitió la ganadora del galardón por su labor en The Blind Side que puede engordar en menos de una semana la colección de su pequeño si se hace con el premio como Mejor actriz porGravity.

2.809 sitios elegidos para los Oscars

Los ganadores de los 2.809 galardones concedidos hasta ahora pueden optar por la más cotidiana sala de estar, como Charlize Theron con su Oscar por Monster. También se pueden decantar por la oficina, donde colocó George Clooneysus dos premios por Argo y Michael Clayton.

Jennifer Hudson, por su parte, creó un escondite con todos sus premios y reconocimientos y puso allí su Oscar por su papel protagonista en Dreamgirls. «En realidad es un pared oculta. No te das cuenta de que es una pared y va en mi oficina futurista, esta es la verdad, y está allí en medio de todos los otros premios», afirmó la actriz.

Quinielas, favoritos y el regreso de Penélope

Aunque aún no sepan dónde colocar las estatuillas, los Oscars continúan con su cuenta atrás. A menos de una semana de la gran cita de Hollywood, las quinielas ya tienen a sus favoritos.

Tras las nominaciones del pasado enero, Gravity y La gran estafa americana se convirtieron en las grandes favoritas de los premios Oscars y los que más probabilidades tienen de llevarse, al menos, una estatuilla a algún lugar variopinto de su casa. Las dos cintas consiguieron hacerse con diez nominaciones. Les siguen 12 años de esclavitud con nueve yCapitán Phillips con seis.

Mientras las quinielas de los Oscars continúan fluctuando alrededor de los nombres de películas y actores, la organización va cerrando los últimos flecos. Aunque ya se conoce desde agosto, la edición 86 de los premios Oscars será presentada por Ellen DeGeneres. La humorista estára rodeada de Anne Hathaway, Jennifer Lawrence, Daniel Day-Lewis y Christoph Waltz, fueron los primeros de una larga lista de presentadores en la que destacan nombres como Penélope Cruz, Robert de Niro, Brad Pitt, Angelina Jolie, Harrison Ford o Whoopie Goldberg. En total, hasta 46 presentadores encargados de entregar unos premios con una futura colocación aún incierta.

Reuters