28 de noviembre de 2013 / 04:23 p.m.

NUEVA YORK.- Los enormes globos se elevaron este jueves junto con el ánimo de la multitud a medida que el desfile anual de la tienda Macy's por el Día de Acción de Gracias recorría las calles de la ciudad de Nueva York.

Hubo algunos temores de que el viento pudiera obligar a mantener en tierra a 16 globos gigantes, pero la querida tradición prevaleció.

"Pensamos que encontrarían alguna forma de conseguirlo", dijo John Mispagel, de San José, California, una de las personas presentes en el desfile. "Es realmente divertido ver a tanta gente pasarla tan bien".

Los manejadores de los globos los mantenían firmemente sujetos y bastante cerca del piso en áreas bordeadas por árboles. La velocidad del viento era de alrededor de 41 kilómetros por hora.

Mispagel y su esposa, Susan, dijeron que el personaje Sonic el Erizo se atoró en un árbol mientras daba la vuelta en una esquina cerca de donde comenzó el desfile. Los manejadores cortaron una cuerda para lograr liberarlo.

Las multitudes que vitoreaban estaban muy abrigadas contra el frío de un grado centígrado bajo cero (30 Fahrenheit), pero el sol brillaba. Algunas personas traían a niños pequeños en hombros.

Lily Thomolaris, de 9 años y residente de Pittsburgh, estaba emocionada de "ver todos los globos", pero uno de los que más le gustaron fue un enorme pavo.En otras partes del país, el clima no afectó las tradiciones del Día de Acción de Gracias.

En Washington el miércoles, el presidente Barack Obama perdonó a dos pavos de 17 kilos de peso llamados Popcorn y Caramel, con lo que dio seguimiento a la tradición presidencial anual.

En una edición especial por el día feriado de su programa por radio e internet, Obama dio las gracias por los fundadores del país, las generaciones que les siguieron, así como a los miembros de las fuerzas armadas y sus familias, por los sacrificios que hacen.

Expresó gratitud por las libertades que los militares defienden, incluidas las libertades de expresión, de profesar una religión y de elegir a los líderes del país. Y tuvo palabras amables para los que trabajan en pro de hacer que Estados Unidos sea un lugar donde haya más compasión.

AP