22 de mayo de 2013 / 02:23 p.m.

Washington, Madrid • El Comité de Relaciones de Exteriores del Senado de Estados Unidos aprobó hoy por una amplia mayoría una medida que pide al Gobierno del presidente Barack Obama que proporcione armas a los grupos de oposición en Siria.

La medida, introducida por el presidente de ese comité, el senador demócrata Robert Menéndez, fue aprobada con consenso bipartidista con 15 votos a favor y 3 en contra. "Vitales intereses nacionales están en juego y no podemos verlos desde la barrera", subrayó Menéndez, demócrata por Nueva Jersey.

El senador John McCain, republicano por Arizona y muy crítico con la actuación de Obama ante el conflicto en Siria, afirmó que la iniciativa aprobada "envía una señal" al Gobierno de que tiene que involucrarse más para poner fin a la crisis en ese país.

El proyecto de Menéndez contempla autorizar al Gobierno de Obama a proporcionar armas pequeñas y capacitación a los grupos rebeldes sirios que tienen "valores e intereses compartidos con Estados Unidos". La medida debe pasar ahora a ser votada en el pleno del Senado.

El Gobierno de Obama está proporcionando asistencia no letal a los rebeldes sirios pero no armas por el temor a que caigan en manos de grupos terroristas involucrados en el conflicto.

El año pasado Obama rechazó una propuesta para armar a grupos de oposición moderados que contaba con el apoyo de su entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, y del entonces director de la CIA, David Petraeus.

De otra parte, la oposición siria agradeció hoy al gobierno español su contribución a la búsqueda de una solución al conflicto en Siria tras una reunión en Madrid, en la que participaron unos 80 opositores al régimen sirio y en la que acordaron una declaración de principios y objetivos.

España "está siendo muy sensible ante la crisis siria", dijo Moaz al Jatib, líder opositor y presidente en funciones de la Coalición Nacional de Fuerzas de la Oposición y de la Revolución Siria (CNFORS), en una conferencia celebrada en la Casa Árabe en Madrid sobre la evolución de la situación política en dicho país.

Jatib señaló que en su entrevista de hoy con el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, este le dijo que "no somos neutrales, estamos con el pueblo sirio".

García-Margallo le manifestó también que España es partidaria de autorizar la entrega de material de defensa a la oposición siria para la protección de la población civil y esa es la postura que defenderá en la reunión de los ministros de Exteriores de la UE en su reunión del próximo lunes.

En la conferencia en la Casa Árabe, en la que estuvo presente también Mohamed Barmou, jefe de la oficina política del Partido Nacional de Desarrollo, Jatib declaró que la oposición reunida en Madrid rechaza "ideas radicales" y, tras calificar de "destructiva" la ideología de Al Qaeda, manifestó que "no podemos comulgar" con ellos y grupos afines.

En esta reunión en Madrid, fueron designadas siete personas encargadas de preparar la próxima cita en El Cairo, dentro de diez días, en la que participarán más fuerzas de la oposición, según dijo Jatib.

Barmou leyó la declaración resultante de la reunión de ayer y hoy en Madrid, en la que se fija como objetivos hacer caer al régimen de Bachar al Asad, construir la democracia, salir de la "catástrofe provocada por el régimen", la retirada del Ejército, la liberación de los presos y abrir las puertas del país a la ayuda humanitaria y a los exiliados, entre otros.

"Bashar al Asad no forma parte de la transición" democrática, en la que se establecerá inicialmente un gobierno tecnócrata y una asamblea constituyente, dijo Barmou, al señalar que la declaración contiene "los puntos básicos para emprender una negociación" con todas las fuerzas opositoras.

Entre la audiencia en la conferencia en la Casa Árabe, se encontraban numerosos sirios residentes en España, algunos de los cuales criticaron y acusaron a estos miembros de la oposición de no buscar realmente la paz y de tener otros objetivos.

EFE