eVA GÁNDARA | @EVAGANDARA
21 de mayo de 2017 / 01:00 p.m.

MONTERREY.- Joaquín Sabina cautivó una vez más a sus fieles admiradores. El cantautor español recetó sus melodías en una noche única ante 10 mil 400 personas en la Arena Monterrey.
 
"Buenas noches. Ha sido un año conflictivo y controvertido con un par de operaciones de estómago y no estábamos convencidos que íbamos a llegar a poder realizar estos conciertos que comenzamos hace unos días. Ya llevamos una semana en México, donde nos han curado de todos los males", fueron las primeras palabras del artista, quien como primer tema de la noche presentó su más reciente éxito "Lo Niego Todo", mismo que le da nombre a su gira.

"Postdata", "No tan de Prisa" y "¿Qué Estoy Haciendo Aquí?" continuaron en el repertorio del español, quien apareció en el escenario cuando las manecillas del reloj marcaron las 21:17 horas.

"Mi primo Joan Manuel Serrat decía en un disco que también existía el sur, pero en este caso yo prefiero el norte de México al sur de Estados Unidos", afirmó Sabina, quien advirtió que la primera parte de su show sería con temas inéditos, entre ellos "Lagrimas de Mármol", y "Las Noches de Domingo Acaban Mal".

Toques de rock, trova y reggae protagonizaron la velada, en la cual las letras del compositor de 68 años emocionaron e hicieron cantar a los miles de asistentes, entre los que estuvieron desde niños hasta adultos mayores.

"Hace muchos años aprendí que si te apasionas a leer como el actual presidente de México uno nunca está solo", dijo en tono irónico Sabina antes de cantar "Por el Boulevard de los Sueños Rotos".

Seis músicos, entre ellos una guitarrista y una corista, enriquecieron el espectáculo de casi dos horas, en el que no faltaron melodías como "Sin Embargo", "19 Días y 500 Noches", "Una Canción para la Magdalena", "Nos Dieron las Diez" y "Princesa".