MULTIMEDIOS DIGITAL
26 de febrero de 2016 / 10:05 a.m.

México.- Yuri se vio inmersa en un escándalo luego de invitar al público a ver la cinta “Pink, el rosa no es como lo pintan”, en donde se cuestiona la adopción de niños por parte de personas del mismo sexo.

Su publicación, en donde aparece el póster del filme, generó gran enojo entre sus seguidores gays, quienes han tomado su acción como un mal gesto, e inclusive algunos fans molestos tienen planeado realizar un boicot durante el concierto que el domingo 28 de febrero ofrecerá en el Auditorio Nacional.

Ante ello, la cantante ha respondido asegurando que no es homofóbica:

Yo no soy homofóbica, una cosa es que yo tenga mis puntos de vista respecto a la adopción y otra que yo sea homofóbica, y eso sí es algo que no voy a permitir”, afirmó en entrevista para un diario de circulación nacional.

“Homofóbica significa rechazo, pido que la gente primero cheque lo que subí a mis redes, porque yo no dije nada, lo único que puse fue ‘ojalá la vean’. Yo soy promotora de la película, que yo escogí a los actores o que me quiero levantar en armas para que no adopte, yo quien soy, soy una simple mortal más”, agregó.

Por otra parte, la jarocha asegura que quien inició el complot fue un ‘fan’ que tiene tiempo queriendo desprestigiarla.

“Si ven mis redes ahí se darían cuenta de que lo que menos soy es homofóbica, porque subo videos con mis amigos que la mayoría son gay. Si yo fuera homofóbica, no llenaría auditorios, más de la mitad de mi fans son de la comunidad, pues si tampoco soy mensa. Ya deja tú lo cristiana, no soy mensa”, finalizó.