1 de julio de 2013 / 02:08 a.m.

Chile • Con una participación que comenzó lenta pero que fue aumentando con el correr de las horas culminaron hoy en Chile unas inéditas primarias presidenciales, en las que se eligieron a los candidatos de las dos principales coaliciones políticas para los comicios presidenciales de noviembre.

La ex presidenta Michelle Bachelet se perfila como la clara ganadora del pacto opositor Nueva Mayoría, según el recuento extraoficial de las primeras 88 mesas electorales; mientras la incógnita se mantiene en el oficialismo, donde el ex ministro de Defensa Andrés Allamand y el ex titular de Economía Pablo Longuiera obtienen por el momento una votación que ronda el 50 %.

La incógnita sobre el nivel de participación en estas primarias pareció despejarse tras el mediodía, cuando, a la par con un aumento de la temperatura, que en Santiago fue bajo cero en las primeras horas de la jornada, comenzaron a verse filas de electores en los recintos de votación.

Los analistas habían señalado que un 10 % de participación sería suficiente para considerar un éxito estas primarias, que es la segunda elección que rige en Chile con el sistema de inscripción automática y voto voluntario.

El debut del sistema, en las municipales de octubre de 2012, significó una abstención del 56.9 %.

Las previsiones más optimistas llegaban a 1,6 millones de votos emitidos, sobre un padrón electoral de 13,3 millones de electores, pero sobre el cierre de las mesas, a las 22:00 horas GMT de este domingo, los más optimistas veían una participación cercana a los dos millones de votos.

"Resulta evidente que se ha superado el 10 por ciento que los partidos estimaban una buena participación", dijo a los periodistas, al filo del cierre de la votación, el ministro de la Presidencia, Cristián Larroulet.

Por su parte, la portavoz de La Moneda, Cecilia Pérez, si bien admitió no tener datos para un balance oficial, subrayó que vieron "una mayor participación si se compara con la elección municipal pasada (octubre de 2012)".

"La información que tenemos hasta ahora, extraoficial, es que en un proceso inédito e histórico ha existido una participación y una inquietud por acercarse a votar mayor a la que esperábamos", añadió.

El aumento de votantes a medida que avanzaba la jornada ha entusiasmado a algunos dirigentes políticos, que vaticinan ahora una participación del orden de los dos millones de votos.

"Tenemos una muy buena evaluación de la jornada electoral, con una alta participación e interés a lo largo de todo Chile. Incluso creemos que la participación va a superar con creces las expectativas que había", comentó a los periodistas Álvaro Elizalde, jefe de comunicaciones del comando de Michelle Bachelet.

En el mismo sentido se pronunció el secretario general de Renovación Nacional (RN), Mario Desbordes, quien señaló que los indicios apuntan a una participación mayor a la que se esperaba.

"Todo indica que la participación andará por sobre el 15% (unos dos millones de votos)", dijo Desbordes a radio Bío-Bío.

De acuerdo con los resultados extraoficiales de las primeras mesas escrutadas, la expresidenta Michelle Bachelet se encaminaba a una victoria holgada en la primaria de la opositora "Nueva Mayoría", en la que se enfrentó al democristiano Claudio Orrego, el independiente Andrés Velasco y al radical José Antonio Gómez.

En la primaria de la Alianza oficialista, los escrutinios extraoficiales daban cuenta de una puja más estrecha entre Andrés Allamand, del partido Renovación Nacional (RN) y Pablo Longueira, de la Unión Demócrata Independiente (UDI),

Sobre un total de 88 mesas escrutadas a las 19:00 horas (23:00 horas GMT), Bachelet obtenía extraoficialmente un 68.34 % de los votos en la primaria opositora, mientras Andrés Velasco llegaba al 15.68 %, Claudio Orrego al 9.35 % y Gómez al 6.63 %.

En el oficialismo se daba una puja voto a voto entre ambos postulantes y en esas mismas mesas Allamand encabezaba el cómputo extraoficial con un 50.06 % frente a un 49.93 % de Longueira.

Fuentes del Servicio Electoral (Servel) dijeron que el primer cómputo oficial se podría conocer pasadas las 20:30 horas (00:30 horas GMT del lunes), sobre un 20 % del total de votos emitidos.

Los ganadores de cada primaria estarán en la papeleta de las presidenciales del 17 de noviembre y los analistas coinciden en que uno de ellos gobernará Chile entre 2014 y 2018.

Ello, porque aunque en la papeleta habrá hasta siete nombres más, se trata de candidatos independientes o de pequeños partidos, sin opciones de ganar según expertos y encuestas, aunque uno de ellos, Marco Henríquez-Ominami, obtuvo un sorprendente 20.14 % en las presidenciales del 2009.

EFE