8 de febrero de 2013 / 01:49 p.m.

 Un tribunal de la provincia noroccidental china de Qinghai condenó a un hombre a 13 años de cárcel por "instigar" a un monje a inmolarse, poco después de que la policía de esa región detuviera a 70 personas bajo la misma acusación, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

En una dura campaña de las autoridades chinas para disuadir a los tibetanos de realizar actos de protesta, el Tribunal Intermedio de Huangnan (Qinghai) declaró hoy a Phagpa, de 27 años, culpable de homicidio intencionado y de intento de separación del Estado.

Phagpa fue considerado el responsable del intento de inmolación de Drolma Je, un monje del monasterio del condado de Tongren, en la citada provincia, tras inculcarle ideas separatistas.

El religioso no llegó a prenderse a fuego al ser disuadido por su hermana, según el acta judicial, que no precisa cuándo ocurrieron los hechos.

El condenado está acusado también de propagar eslóganes independentistas durante "largo tiempo" entre la población tibetana, además de persuadir a sus vecinos de participar en "manifestaciones ilegales".

El juicio se celebra después de que las autoridades de Qinghai anunciaran ayer la detención de 70 personas, doce de ellas "formalmente" -que en la práctica implica que serán imputadas-, por "incitar a gente inocente a inmolarse".

Hace una semana, un tribunal de Sichuan (suroeste) condenó a muerte con un aplazamiento de dos años para el cumplimiento de la sentencia -conmutable por cadena perpetua si demuestra buena conducta- a un tibetano por incitar a ocho personas a inmolarse.

Desde diciembre, las normas chinas prevén que los sospechosos de incitar a la inmolación sean acusados de asesinato, lo que ha disparado las detenciones y los juicios.

EFE