15 de enero de 2013 / 02:50 a.m.

En su informe anual la gobernadora de Arizona consideró que es necesario "combinar el imperio de la ley y la compasión humana, proporcionando la seguridad a nuestros ciudadanos y facilitando nuestra relación económica con México".

 

Phoenix • La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, dijo hoy que se opondrá a una reforma migratoria hasta que la frontera con México sea segura.

"Una vez que nuestra frontera sea segura, me comprometo a trabajar con todas las personas de mentalidad justa para reformar el sistema migratorio de nuestra nación", dijo Brewer, al rendir este lunes su informe anual.

"Se debe volver otra vez a combinar el imperio de la ley y la compasión humana, proporcionando la seguridad a nuestros ciudadanos y facilitando nuestra relación económica con México, el mayor socio comercial de Arizona", dijo en su informe de labores.

Brewer dijo que ha escuchado el llamado a una reforma migratoria y coincide en que el sistema nacional de inmigración está roto, pero indicó que el gobierno federal debe cumplir primero su promesa de seguridad en la frontera antes de una reforma.

La gobernadora también dijo que emitirá una orden ejecutiva para establecer un grupo de trabajo para hacer frente a la trata de personas.

"Este es un verdadero crimen contra la humanidad, una forma moderna de esclavitud en la que hombres, mujeres y niños son vendidos para trabajos forzados o la prostitución", dijo.

Brewer se tomó el tiempo en su discurso para reflexionar sobre su participación en política, y señaló que ha estado en cargos públicos durante tres décadas.

"Vamos a dejar nuestro propio legado al haber hecho la difícil decisión de mantener a Arizona en el camino hacia la prosperidad", dijo.

NOTIMEX