17 de octubre de 2013 / 12:21 a.m.

Los Ángeles.- Un empleado del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles reconoció hoy haber provocado las explosiones de baja intensidad registradas los pasados domingo y lunes en esa terminal aérea, informó hoy la policía local.

Dicarlo Bennett, de 28 años y empleado de Servicios Terrestres del aeropuerto, aceptó este miércoles haber colocado los explosivos, un día después de ser detenido en el área de Paramount, donde reside.

El motivo aparente es su inconformidad en el centro laboral y no tiene que ver con acciones terroristas, indicaron voceros del Departamento de Policía de Los Ángeles.

El empleado aeroportuario es acusado de colocar las bombas de hielo seco que explotaron el domingo y lunes sin causar heridos, así como otra que no explotó, todas en áreas de acceso restringido al público.

El detenido, quien tiene estudios en el Colegio de Santa Monica, trabaja para Servisair, una compañía que opera en aeropuertos en servicios locales dedicados a limpiar aviones, asistencia y paquetería.

Versiones de la prensa local indican que ninguna de la cámaras instaladas en el aeropuerto logró captar al individuo cuando colocó los explosivos, por lo que su arresto se logró luego de denuncias de sus propios compañeros.

Notimex