10 de diciembre de 2013 / 01:28 a.m.

San Francisco.- Un veterano de la Guerra de Corea que fue detenido durante semanas por Corea del Norte dijo el lunes que el video en que hizo una confesión en la que se disculpaba por matar norcoreanos durante la guerra fue hecho bajo coerción.

Merrill Newman, de 85 años, dijo el lunes en una declaración escrita que trató de mostrar que las palabras que leyó durante la grabación no eran las suyas, al enfatizar la extraña redacción de la disculpa y los errores gramaticales.

"Cualquiera que haya leído el texto o que haya visto el video en que leo sabe que las palabras no eran mías y no fueron leídas voluntariamente", destacó Newman. "Cualquiera que me conoce sabe que yo no podría haber hecho las cosas que me hicieron 'confesar''', agregó.

El ex teniente del ejército dijo que aunque los norcoreanos lo trataron bien durante su arresto en un hotel de Pyongyang, un interrogador le dijo reiteradamente que si no se disculpaba por sus acciones cometidas durante la guerra de Corea y durante su visita a la nación comunista, sería condenado a 15 años de prisión por espionaje.

"Bajo esas circunstancia, leí el documento con un lenguaje en el que ellos insistieron porque al parecer era la única manera en que iba a regresar a casa", destacó.

Newman fue deportado el viernes y regresó a su casa en California el sábado. Fue detenido a fines de octubre al concluir un viaje de 10 días a Corea del Norte. Su visita tiene lugar seis décadas después que supervisó a un grupo de guerrilleros surcoreanos durante la guerra de 1950-1953 mientras servía en una unidad del Ejército, en una misión de fuerzas especiales a principios de la guerra conocidas como los Tigres Blanco, cuya misión siguió siendo secreta hasta la década de 1990.

Tenía previsto visitar Corea del Sur después de su viaje a Corea del Norte para reunirse con algunos de los ex combatientes que ayudó a entrenar.

AP