12 de noviembre de 2013 / 02:30 a.m.

 

Naciones Unidas.- Altos funcionarios de la ONU confirmaron hoy que fracasó la firma del documento de paz entre el grupo rebelde Movimiento 23 de marzo (M-23) y el gobierno de la República Democrática del Congo, que debía concretarse hoy en Uganda.

En un comunicado, la enviada especial de la ONU para la región de los Grandes Lagos de África, Mary Robinson, así como otros enviados y representantes del organismo para esa región africana, asentaron sin embargo que no existían diferencias de fondo sobre la base de la paz.

"Los enviados notaron que las partes no han expresado diferencias en los puntos sustantivos del borrador del documento. Sin embargo, no ha sido alcanzado un acuerdo sobre el formato", aseguró la Organización de las Naciones Unidas.

El organismo informó que pese a que ha habido cambios en el terreno, como la rendición del M-23, es importante que se establezca una conclusión política para el diálogo de paz, por lo que la ONU urgió a las partes a resolver sus diferencias.

Los enviados destacaron además que cualquier acuerdo debe enfatizar "la rendición de cuentas para aquellos que cometieron crímenes de guerra, genocidio y crímenes contra la humanidad, incluyendo aquellos que involucran violencia sexual y reclutamiento de niños soldados".

De acuerdo con reportes de prensa, el gobierno de la República Democrática del Congo se negó a firmar el documento de paz debido a que exigió que éste fuera una "declaración" y no un "acuerdo".

El actual conflicto en la República Democrática del Congo se ha extendido durante más de una década, y desde 1998 ha causado la muerte de más de cinco millones de personas y el desplazamiento de millones de individuos.

La rendición del M-23 de la semana pasada abre la puerta a la paz en el país, pese a que aún quedarían al menos otros tres grupos rebeldes operando la zona.

Notimex