MULTIMEDIOS DIGITAL
15 de marzo de 2016 / 10:01 a.m.

Los Ángeles.- Keith Emerson, tecladista y fundador de la banda de rock progresivo Emerson, Lake and Palmer, murió a sus 71 años luego de cometer suicidio.

El pasado viernes 11 de marzo Mari Kawaguchi, quien por años fue pareja del músico, llamó a la policía a su condominio en el suburbio de Santa Mónica, en la costa de California, alrededor de la 1:30 a.m.

Emerson tenía una herida de bala en la cabeza, aparentemente efectuada por él mismo, dijo la policía.

"Está siendo investigado como un suicidio",
afirmó la sargento Erika Aklufi.

Kawaguchi le dijo a la policía que Emerson podría haber muerto entre el jueves por la noche y el viernes en la madrugada.

Posteriormente la autopsia confirmó lo que se sospechaba, Emerson se disparó en la cabeza con un arma de fuego.

Cabe destacar que su pareja había declarado previamente que Keith ya había atentado contra su vida, esto debido a que tenía problemas de salud que le complicaban tocar en vivo.

Kawaguchi dijo que Emerson podía componer sin ningún instrumento.
"Era natural. La música estaba siempre en su cabeza, siempre", dijo. "Incluso cuando estaba dormido, yo sabía que siempre estaba pensando en música. A veces despertaba y componía algo. Y eso era tan hermoso".


"Keith era un alma gentil cuyo amor por la música y pasión por su interpretación como tecladista permanecerá sin igual por muchos años", dijo su excompañero de banda y baterista Carl Palmer, en un comunicado.

"Era un pionero y un innovador cuyo genio musical nos tocó a todos en el mundo del rock, la música clásica y el jazz. Siempre lo recordaremos por su sonrisa cálida, buen sentido del humor, su emocionante calidad como artista así como la dedicación para su trabajo musical. Tuve la gran fortuna de haberlo conocido y de haber hecho la música que hicimos juntos".

Emerson, Palmer y el vocalista y guitarrista Greg Lake fueron gigantes del rock progresivo en la década de 1970, en la que grabaron seis álbumes que alcanzaron certificación platino por sus altas ventas. Junto a otros grupos como Pink Floyd, Moody Blues y Genesis se distanciaron del énfasis del rock en las canciones cortas con ritmos bailables para crear álbumes con piezas llenas de ritmos complicados y acordes intricados. Las orquestaciones se inspiraban en estilos clásicos y de jazz, mientras que a veces unían instrumentos tradicionales de rock con orquestas completas.