27 de julio de 2013 / 07:30 p.m.

Pyongyang • Corea del Norte celebró el sábado el aniversario 60 de la tregua de la Guerra de Corea con un enorme desfile militar, proclamando la genialidad revolucionaria de tres generaciones de líderes que le dieron la "victoria en la gran guerra por la liberación de la patria".

El líder Kim Jong-un fue acompañado por el vicepresidente chino, Li Yuanchao, en el podio que observa la plaza Kim Il Sung, la principal de Pyongyang, durante el desfile que incluyó a una multitud de soldados que marcharon con paso de ganso y la exhibición de armas como misiles de mediano alcance.

Kim, vestido de negro, intercambió palabras con Li a través de un intérprete, pero no realizó comentarios en público durante el desfile, que pareció ser uno de los más grandes realizados en la historia de Corea del Norte.

Choe Ryong-hae, el principal asesor militar de Kim y principal operador político del Ejército norcoreano de 1,2 millones de soldados, dijo que el Estado considera la paz como una prioridad nacional y que sus Fuerzas Armadas buscan proteger a Corea del Norte de una invasión.

"La realidad muestra que si se busca la paz, debe haber preparativos para la guerra", dijo Choe en un discurso. "Para nosotros, con nuestra tarea más importante de construir una economía y mejorar las vidas del pueblo, el ambiente pacífico es mejor que nunca", agregó.

Los comentarios tuvieron un tono moderado, sin la retórica belicosa que suele llenar las declaraciones en público en Corea del Norte, y Choe no mencionó el programa de armas nucleares del país ni nombró a Estados Unidos como su principal enemigo.

Kim y Li, junto a los principales funcionarios militares de Corea del Norte y el tío del joven líder Jang Song-thaek -considerado como el segundo hombre más poderoso del país-, observaron el desfile del arsenal de misiles que incluyó al recientemente desarrollado Musudan de mediano alcance.

Aviones de combate y grandes helicópteros militares sobrevolaron la plaza, llena con decenas de miles de soldados, veteranos norcoreanos y extranjeros de la Guerra de Corea y diplomáticos.

Un experto militar en Seúl dijo que el desfile pareció incluir armas que previamente no se habían visto en Corea del Norte, incluidos nuevos misiles tierra-aire que so utilizado para la defensa contra misiles.

El jueves, Kim se reunió con Li en las negociaciones de mayor nivel entre Corea del Norte y China después de que su relación pareció tensarse luego de la pruebas de misiles y nuclear de Pyongyang el año pasado, que llevó a sanciones más duras de la ONU apoyadas por Pekín.

Li dijo a Kim que Pekín seguirá adelante con las negociaciones para eliminar las armas nucleares desde la Península de Corea, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

REUTERS