15 de mayo de 2013 / 06:10 p.m.

Ramala, Cisjordania • Miles de palestinos salieron el miércoles a las calles en Cisjordania y Gaza para conmemorar el 65 aniversario de su desplazamiento en masa durante la guerra que sucedió a la fundación de Israel en 1948.

Cada 15 de mayo, los palestinos recuerdan la "nakba" o "catástrofe", el término que usan para denominar su desplazamiento. Cientos de miles de personas huyeron o fueron desalojadas durante la lucha.

La disputa sobre la situación de esos palestinos y sus descendientes, ahora varios millones de personas, continúa como uno de los principales conflictos entre árabes e israelíes.

Israel considera el retorno de los palestinos como un suicidio demográfico y espera que los desplazados y sus descendientes sean acogidos por un futuro estado palestino.

Pero los intentos intermitentes de israelíes y palestinos por convenir los términos de dicho estado han fracasado hasta ahora.

Las sirenas sonaron al mediodía en Cisjordania durante 65 segundos, el número de años desde 1948. Miles de personas marcharon en Ramalá desde la tumba del fallecido líder palestino Yasser Arafat hasta el centro de la ciudad. Muchos vestían luto y exhibían banderas palestinas y grandes llaves como símbolo de los hogares que dejaron atrás.

"El derecho al retorno no morirá", entonaban los manifestantes. Las escuelas cerraron al mediodía y los padres llevaron a sus hijos a la manifestación.

En Ramalá, Manwal Awad llevó a sus mellizos de 11 años a la protesta. "Todos los años los traigo para que hereden la historia de nuestra 'nakba' y para mantener vivo el sueño del retorno", explicó la mujer.

También se efectuaron manifestaciones en otras ciudades de Cisjordania y en Gaza, territorio que está bajo control del grupo miliciano Hamas desde que desalojó a las fuerzas de Fatah en 2007. Un millar de personas marchó hacia la sede de las Naciones Unidas en la Ciudad de Gaza.

"Volveremos. Nunca abandonaremos ni comprometeremos nuestra tierra", entonaban los manifestantes, miembros de Hamas, Yihad Islámico y otras facciones palestinas.

El presidente Mahmud Abbas habló al pueblo en un mensaje televisado el martes por la noche y dijo que la causa palestina ganó aceptación internacional el año pasado con el reconocimiento de hecho de la ONU de un estado palestino.

"Conquistamos el apoyo del mundo", dijo Abbas, y agregó que las políticas israelíes con los palestinos son "condenadas internacionalmente".

El secretario de Estado norteamericano John Kerry ha tratado de reanudar las negociaciones entre Israel y los palestinos, que se cortaron hace cuatro años por la cuestión de los asentamientos judíos. Los palestinos insisten en que no reanudarán las conversaciones a menos que cese primero la construcción de asentamientos en los territorios que reclaman para su futuro estado. Israel dice que las negociaciones deben reanudarse sin condiciones y que la cuestión de los asentamientos se resolverá mediante conversaciones junto con los demás asuntos.

AP