URIEL REYNA | @URIELITOREYNA
10 de agosto de 2016 / 11:32 p.m.

MONTERREY.- Laura Pausini inició aquí su gira "Similares" por México y dejó claro que estos 23 años de trayectoria artística no han pasado en vano.

Presentó una producción impresionante, compuesta por 11 pantallas, cientos de luces y un escenario con desniveles. Con esas "armas" la cantante, acompañada por cinco músicos y tres coristas, brindó un show de primera calidad.

En punto de las 21:48 horas, Pausini apareció caminando detrás del escenario de la Arena Monterrey interpretando el tema "Similares".

La cantante eligió un vestido verde, lleno de brillo, para aparecer ante los regiomontanos.

"¿Cómo están Monterrey? Más fuerte, ¿cómo están?, es un placer enorme estar de regreso con los regios. Iniciemos el show. Todos de pie", fueron las primeras palabras que la italiana dedicó a sus fanáticos.

El espectáculo continuó con el tema "Enamorada". Posteriormente, la cantante volvió a hablar con el público: indicó que esta era la primera noche donde todos sus éxitos serían cantados en español.

"Esta es nuestra primera noche de conciertos en México y cuál mejor manera de comenzar aquí, con ustedes", señaló, para después interpretar de manera angelical el tema "Amores Extraños".

¡Qué boquita, Laura!


Como ya es tradición en Laura Pausini, las malas palabras que pronuncia en el escenario causaron gracia en los presentes, pues en el tema "Volveré Junto a Ti", la cantante animó al público a que cantara con ella. Claro está, de una manera muy peculiar.

"Canten conmigo, no sean tímidos. O sea canten, de la chin...", dijo. "Ay, no ma... gue..., canten fuerte", agregó, al escuchar las risas del público.

Laura
Consentidora, en el tema "La Soledad" la italiana subió al escenario a una fan a cantar con ella. | URIEL REYNA

El momento maternal

Tras cambiar su vestuario, Pausini apareció en el escenario vestida completamente de blanco y dedicó dos canciones a su hija Paola.

Sentada en el piano, la italiana interpretó "Así Celeste" y "A Ella le Debo mi Amor". Cabe señalar que Paolo, padre de la niña y guitarrista de la cantante, la acompañó en el escenario.

Tras terminar este pequeño set musical, la cantante cambió su vestuario por un vestido parecido al primero que mostró, pero en color violeta.

La cantante interpretó sus clásicos temas como "Víveme", "Bienvenido" y "La Puerta de Al Lado", aunque el tema más coreado de la noche fue "Se Fue" (en versión salsa).

Los medleys fueron fundamentales en esta presentación, pues debido a los múltiples éxitos que la italiana posee, fue la única manera en la que pudo dejar con buen sabor de boca a todos sus seguidores.

Consentidora, en el tema "La Soledad" la italiana subió al escenario a una fan a cantar con ella.

Laura conquistó así, una vez más, a la Sultana del Norte.