EVA GÁNDARA | @EVAGANDARA
4 de febrero de 2017 / 01:59 p.m.

MONTERREY.- Habían pasado más de veintitrés años desde que Carlos Vives no recetaba su ritmo y sabor vallenato en Monterrey, pero anoche el cantante supo reconquistar al público regio con una "fiesta para todos". 

El artista colombiano se presentó este viernes ante miles de almas en la Arena Monterrey, donde con el sonido del acordeón, mezclado con ritmos que fueron desde lo vallenato hasta el pop y el rock,  provocó una verbena musical en la que los asistentes no pudieron dejar de bailar y disfrutar de temas como "La Gota Fría" y "Cañahutera".

Cuando las manecillas del reloj marcaron las 21:18 horas, el intérprete apareció en el escenario con los acordes de su más reciente éxito, "La Bicicleta", que grabó a dúo con Shakira y que inyectó de energía a los asistentes.

Emocionados por ver cantar en vivo a su ídolo, el público no lo pensó dos veces y desde el primer tema de la noche abandonaron sus asientos para bailar y disfrutar del show, en el cual Vives lució pantalón de cuero y playera negra.

Los seguidores del artista multipremiado por la Academia de la Grabación aprovecharon la ocasión para portar playeras del equipo de fútbol de Colombia y sombreros sinuanos, además de recordar aquellas canciones que desde 1988 comenzaron a encumbrar a Carlos como "Pa' Mayté", "El Mar de sus Ojos" y "Fruta Fresca", entre otras.

"Quiero decirles amigos, que después de 23 años estoy aquí y no me he olvidado de la música vallenata. Había esperado mucho tiempo por este momento", fueron de las primeras palabras del cantante, quien aprovechó su exitosa noche para enmarcarla con una selfie que le solicitó a sus fieles fanáticos.

Pantallas LED, luces, nueve músicos y dos coristas, completaron la producción del colombiano de 55 años, quien en algunas canciones mostró su destreza para tocar la flauta.

"Déjame Entrar", "Quiero Verte Sonreír" y "La Cartera" no quedaron fuera del repertorio, donde además se incluyó su más reciente sencillo: "Al Filo de tu Amor".

Con la proyección de una bandera de México al fondo del escenario, Vives demostró que no canta mal las rancheras, e interpretó "Volver, Volver" y "No Volveré".

Para cerrar con broche de oro su espectáculo Carlos Vives cantó "La Tierra del Olvido", ademas de recetar de nueva cuenta "La Bicicleta", con la que se despidió definitivamente del público regio.