10 de enero de 2013 / 10:32 p.m.

Los rebeldes islamistas están avanzando hacia la ciudad de Mopti, capital de la provincia del mismo nombre del país centroafricano.

 Nueva York • El Consejo de Seguridad de la ONU celebrará hoy una reunión de urgencia para debatir la situación en Mali, donde los rebeldes han reanudado sus actividades y han capturado nuevo territorio.

La reunión comenzará a las 18:00 (hora local, 23:00 hora GMT), según informaron fuentes diplomáticas, después de que los rebeldes están avanzando sobre la ciudad de Mopti, capital de la provincia del mismo nombre.

"La ONU está preocupada por los informes de movimientos militares de grupos rebeldes en la línea del frente" de Mali, había dicho hoy el portavoz jefe de la organización, Martin Nesirky, en una conferencia de prensa.

Naciones Unidas también pidió que los grupos rebeldes cumplan dos resoluciones del Consejo de Seguridad en las que se les pide que corten "todos sus vínculos con organizaciones terroristas" y que se adhieran a la declaración del cese de hostilidades acordada el pasado 4 de diciembre, añadió Nesirky.

Estas declaraciones se produjeron después de la nueva serie de enfrentamientos entre grupos islámicos y fuerzas militares, que comenzaron el pasado lunes. El portavoz del grupo salafí Ansar al Din, Omar Uld Hamaha, aseguró hoy que sus combatientes se han hecho con el control de la ciudad de Kona, situada en el centro-este del país, tras varios días de enfrentamientos con fuerzas del Ejército.

Sin embargo, la captura de esa ciudad por ese grupo islámico no ha sido confirmada oficialmente. Kona está situada a unos 60 kilómetros al norte de Mopti, capital de la provincia del mismo nombre, en una región limítrofe entre el sur del país, bajo la autoridad del gobierno central, y Azawad, una vasta región controlada por grupos rebeldes desde el pasado marzo.

A principios de mes, Ansar al Din había anunciado su decisión de romper el acuerdo de cese de hostilidades que había alcanzado con el Gobierno para intentar avanzar hacia una solución negociada del conflicto.

La última resolución del Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el pasado 20 de diciembre el envío de una misión militar africana a Mali para ayudar a las autoridades a recuperar el control del norte del país.

La resolución impulsada por Francia autoriza el envío de una fuerza militar conjunta africana (Afisma) y fue aprobada por unanimidad de los quince miembros del Consejo, en presencia del ministro de Asuntos Exteriores de Mali, Tieman Coulibaly.

EFE