NOTIMEX
11 de agosto de 2016 / 11:09 a.m.

MÉXICO.- Horrible es la palabra con la que el actor mexicano Vadhir Derbez define los castings en Estados Unidos a fin de participar en series o películas.

"Es horrible. Aquí (en México) vienes con más confianza, pero allá (en Estados Unidos), aunque hablo bien el inglés, es otro lenguaje. Los castings son distintos; no sé qué pasa pero está muy cañón cómo escogen a las personas, ya sea por el estereotipo, facciones y mil cosas", comentó.

En alguna ocasión, relató, se presentó a una audición pensando que tal atuendo le venía al personaje que debía interpretar.

"Por más que creía que se trataba de una propuesta diferente, resulta que todos estaban vestidos como yo y no entendí cómo pasó. Es complicado, te ponen mucha presión, los evaluadores son serios y fríos. Me ha costado trabajo, pero te vas acostumbrando, vas agarrando callo, al igual que acá".

En enero pasado, Vadhir Derbez cambió su residencia a Los Ángeles, pensando que así sería más fácil enterarse y tener acceso a las audiciones en ese país.

"Pero sí está difícil y eso que tengo un mánager allá; sin embargo, el hecho de que estés acá, en México, lo ven como si no te estuviera importando tu carrera allá, como si lo estuvieras tomando a la ligera y no te ponen la atención a como si vivieras allá, por eso me mudé".

En la actualidad, el joven de 25 años protagoniza la serie mexicana de televisión Entre Correr y Vivir, en la que encarna a Rodrigo, un piloto de carreras clandestinas que recibe la oportunidad de participar en un evento importante de automovilismo.

"Desde chiquito me han gustado los coches, creo que de todos mis hermanos, yo soy el único que comparte con mi papá (Eugenio Derbez) la pasión por los autos, así que me siento feliz de participar en este proyecto porque es mi mero mole. Tengo coches clásicos y me encanta meterles mano", platicó.

Indicó que por seguridad, no será él quien corra los autos en la pista, pues habrá stunts que se encarguen de ello.

"Aunque trataré de hablar con algunas personas para que me den una o dos vueltecitas o me dejen darlas", señaló al expresar su orgullo de que, a través de la historia, se resalte el legado de los hermanos Ricardo y Pedro Rodríguez, quienes en los años 60 representaron a México en el automovilismo a nivel internacional.

Informó que al concluir las grabaciones seguirá tocando puertas para ser incluido en nuevas series y películas. A la par, llevará a la realidad un sueño pendiente en la música. Aunque prefirió no adelantar detalles, dijo que será de corte pop rítmico.

En lo que resta del año y para el siguiente, estrenará los filmes El Tamaño Sí Importa, Tres Idiotas y Cómo ser un Latin Lover (How to be a Latin Lover), esta última hablada totalmente al inglés y en la que compartió créditos con su padre Eugenio Derbez y las actrices Salma Hayek y Raquel Welch, entre otras.