24 de junio de 2013 / 12:49 p.m.

El juicio de apelación de los hermanos González Villarreal para tratar de revocar su sentencia de muerte y el cual se realizaría ayer, fue aplazado debido a que una de las magistradas que lleva el caso se reportó enferma, por al alto índice de contaminación del aire en la ciudad de Kuala Lumpur.

Kitson Foong, abogado de José Regino, Luis y Simón González Villarreal, informó que ya estaba todo listo para que el caso se resolviera ayer, sin embargo, el juicio se aplazará hasta el 14 de agosto, debido a que julio es el mes de Ramadán y las cortes, por costumbre islámica, hacen una pausa.

El abogado informó que tienen nuevos elementos que se presentarán como que el ADN que vinculaba a los hermanos a la escena del crimen está dañado por un agente externo, lo que podría invalidar todo el juicio y anular la sentencia de muerte.

El abogado explicó que el procedimiento legal es sencillo, pues el mismo día se resulte la apelación, con dos posibilidades: que se ratifique la sentencia a muerte o en que los hermanos González Villarreal sean liberados, con lo que serían deportados a México.

La ciudad de Kuala Lumpur vive una situación atípica, ya que se declaró estado de emergencia debido al denso humo proveniente de los incendios en Indonesia.

CON INFORMACIÓN DE VÍCTOR HUGO MICHEL