15 de agosto de 2013 / 12:26 p.m.

Nueva Delhi • Buceadores de la Marina india buscaban hoy "sin pausa" a los 18 tripulantes que quedaron atrapados en el submarino que ayer sufrió una explosión en la ciudad portuaria de Bombay, informó el Gobierno del país asiático.

En un comunicado, el Ministerio de Defensa indicó que los submarinistas consiguieron entrar en el sumergible INS Sindhurakshak a última hora del miércoles pero que de momento "no han visto ni rescatado" a los 15 marineros y tres oficiales atrapados.

"Los esfuerzos se ven obstaculizados por la pobre visibilidad que hay dentro del submarino, espacios extremadamente restringidos y el desplazamiento de la mayor parte del equipamiento de su posición original", detalló el Ministerio de Defensa.

La fuente agregó que "partes del casco interno se han derretido debido al calor de la explosión y se han deformado las escotillas, lo que impide el acceso a los compartimentos".

En la nota también se añade que las Fuerzas Armadas están utilizando bombas para achicar "las grandes cantidades de agua marina que entraron en el submarino" tras el siniestro.

El incidente ocurrió en la madrugada del miércoles en un muelle militar de la metrópoli de Bombay debido a una explosión en el interior del buque, cuya causa se desconoce, que provocó un incendio que los bomberos solo lograron controlar horas después.

El ministro indio de Defensa, A.K. Antony, reconoció ayer la muerte de algunos tripulantes aunque no cuantificó los fallecidos.

En un discurso hoy con motivo del 66 aniversario de la independencia de la India del Imperio Británico, el primer ministro, Manmohan Singh, lamentó la pérdida del submarino y reiteró que "se teme que los 18 valientes marineros hayan perdido sus vidas".

Las autoridades navales iniciaron ayer una investigación que debe concluir en un plazo de dos semanas, aunque todo apunta a que se trata de un accidente.

Algunos medios locales se hacen eco de pesquisas preliminares que indican que unos operarios cometieron un error al cargar un misil de crucero Klub en el submarino, que alojaba un gran arsenal.

— EFE