15 de octubre de 2013 / 11:40 p.m.

Bogotá.- Las causas del derrumbe de un edificio de apartamentos en la ciudad colombiana de Medellín continúan hoy envueltas en el misterio, tres días después del siniestro que dejó al menos un muerto, cuyo cadáver ya fue retirado de los escombros, y diez desaparecidos.

Hasta ahora la única víctima mortal confirmada del desplome de las 24 plantas de la Torre 6 del edificio Space es el universitario Juan Esteban Cantor, de 22 años, que fue visto con vida por última vez en el estacionamiento del complejo residencial el sábado por la noche, minutos antes del derrumbe.

El cadáver fue recuperado sobre la medianoche del domingo e identificado por sus familiares, confirmó la Alcaldía de Medellín, que trabaja en cinco frentes para atender la emergencia causada por el desplome del edificio, evacuado el viernes tras la aparición de enormes grietas en la estructura.

"Continuamos con la ardua búsqueda de Albeiro Alcaraz, James Arango, Álvaro Bolívar, Jaime Botero, Juan Carlos Botero, Ricardo Castañeda, Wbeimar Contreras, Iván González, Diego Hernández y Luis Alfonso Marín", señaló la Alcaldía en un comunicado.

Jaime Botero y Juan Carlos Botero son dos hermanos que participaban la noche del siniestro en la reparación de las columnas agrietadas de la Torre 6, según sus familiares.

Más suerte tuvieron otros dos hermanos, los albañiles Jorge y Juan Alberto Giraldo, quienes el pasado viernes por la mañana, al percibir las fallas en la estructura, decidieron salir del edificio a pesar de que sus jefes les aseguraron que todo era un problema puntual y que no había riesgo de derrumbe.

"Ellos (los jefes de obra) dijeron si Dios quiere eso no se va caer, entonces de aquí al martes o miércoles seguimos en la labor en que estábamos", dijo a periodistas Jorge Giraldo, quien aseguró que a pesar de la confianza de los constructores él y su hermano decidieron abandonar el edificio porque "eso seguía tratando de colapsar y era mejor uno no estar ahí".

Las historias de las dos parejas de hermanos ilustran el drama por esta tragedia que, además de víctimas, ha dejado sin hogar a decenas de familias que vivían en la torre colapsada y que lo perdieron todo.

En una situación similar se encuentran los habitantes de la Torre 5, que según las autoridades tendrá que ser demolida sin que sus moradores puedan entrar a sacar sus pertenencias, porque su estructura fue afectada por el impacto del derrumbe de la Torre 6.

A los habitantes de las torres 1, 2 y 3 del complejo residencial se les ha permitido la entrada controlada a sus viviendas para que retiren vehículos, documentos y ropa, suerte que tampoco han tenido los de la Torre 4.

"Hasta este momento, la Torre 4 de Space presenta un riesgo mayor que las torres 1, 2 y 3. Serán los ingenieros y el personal de rescatistas quienes definan si habrá ingreso controlado a la Torre 4, aunque hasta esta hora sigue siendo una opción descartada", señaló la Alcaldía.

Además del rescate de los desaparecidos y de la retirada controlada de pertenencias de los habitantes de las tres primeras torres, los otros frentes de trabajo son la retirada de escombros con maquinaria pesada, la asesoría jurídica a los afectados para el cobro de seguros, y la investigación de lo ocurrido.

La Sociedad Colombiana de Ingenieros recomendó hoy que un equipo interdisciplinario de expertos ayude en las investigaciones para poder esclarecer las causas de la tragedia porque considera que el derrumbe puede haber sido causado por muchos factores.

Según especialistas de la Universidad Nacional de Colombia, el desplome del edificio puede estar relacionado con fallas en el diseño de la estructura o con la calidad de los materiales utilizados en la construcción.

"Hay que entrar a mirar las muestras del concreto que se toman en el momento de hacer el vaciado para determinar si tenían la calidad y resistencia exigida", manifestó John Jairo Blandón, profesor del Departamento de Ingeniería Civil de la sede de la Universidad Nacional en Medellín.

EFE