4 de febrero de 2013 / 03:43 p.m.

Río de Janeiro.- Un autobús fue incendiado en la madrugada de hoy por hombres armados y otro fue baleado en ciudades diferentes de Santa Catarina, estado del sur de Brasil y fronterizo con Argentina que vive una ola de ataques violentos en los últimos días, informó la policía.

Los refuerzos policiales dispuestos por la gobernación de Santa Catarina para contener los atentados no impidieron que un autobús fuera incendiado en la ciudad de Navegantes y que otro fuera atacado a tiros por encapuchados en Itajaí, según el balance policial.

En ninguno de los dos casos se registraron víctimas.

El caso en Navegantes elevó a 18 el número de autobuses de servicio público incendiados en los últimos cinco días por grupos criminales, que también han quemado camiones y vehículos particulares, y atacado a tiros edificaciones policiales.

Desde la noche del pasado miércoles se han registrado más de 40 ataques de este tipo en Santa Catarina y las autoridades han detenido a 20 personas por su presunta participación en la ola de violencia.

Esta, además, es la segunda ola de atentados en tres meses en este estado, ya que en noviembre pasado fueron registrados 60 ataques similares en siete días.

Pese a la ola de ataques, las autoridades tan sólo ha registrado una muerte relacionada a estos casos, la de un hombre de 22 años que viajaba en una motocicleta sin placa y que fue tiroteado por la policía en la madrugada del domingo tras negarse a detenerse en un retén.

Además de reforzar la presencia de uniformados en las ciudades más afectadas por los ataques, la policía escolta algunos autobuses.

Las autoridades atribuyen los ataques a una respuesta a las acciones policiales contra las bandas de narcotraficantes y al endurecimiento del trato de los presos encarcelados en el estado.

EFE