7 de noviembre de 2013 / 07:45 p.m.

Bagdad.- Las fuentes añadieron que al menos cuatro civiles murieron y otros diez resultaron heridos por el estallido de un coche bomba en en la zona de Al Mashtal, en el sureste de Bagdad.

Asimismo, tres personas perecieron y otras ocho sufrieron heridas por el estallido de un artefacto cerca de un mercado de verduras en el barrio de Al Tob, en el centro de la ciudad de Mosul, capital de la provincia de Nínive (oeste).

Las fuentes señalaron que un coche bomba conducido por un suicida estalló ante un cuartel del ejército iraquí en la zona de Aana, 250 kilómetros al oeste de la ciudad de Al Ramadi (oeste), lo que causó la muerte de tres militares, entre ellos un oficial, y heridas a otros cinco.

En esa misma población, un grupo armado atacó un puesto de control policial, asesinando a dos agentes e hiriendo a otros dos.

Mientras, otro policía y un miembro de los llamados Consejos de Salvación (milicia suní progubernamental) murieron por el estallido de una bomba en el barrio de Al Bufray, en el norte de Mosul.

En la población de Al Madaen, 20 kilómetros al sur de Bagdad, dos civiles murieron y otros seis resultaron heridos por la explosión de un artefacto en un mercado popular.

Mientras, otros dos civiles perdieron la vida y dos más resultaron heridos por el estallido de una bomba contra el vehículo en el que viajaban en la zona de Yatreb, 80 kilómetros al sur de Tikrit, capital de la provincia de Salahedin, al norte de la capital.

En esa misma zona murió un miembro de los Consejos de Salvación y otro integrante de esa fuerza y tres mujeres resultaron heridas por la explosión de un artefacto al paso de un coche en el que se desplazaban.

Asimismo, otro miembro de esa milicia pereció por la explosión de una bomba lapa colocada debajo de su vehículo en la zona de Ameriyat al Faluya, 55 kilómetros al este de Bagdad.

La fuente señaló que un policía fue asesinado por disparos de hombres desconocidos en la ciudad septentrional de Mosul, capital de la provincia de Nínive (noroeste).

Asimismo, un civil murió y otros cinco sufrieron heridas por el estallido de una bomba colocada al lado de una carretera en la zona de Yisr Diyala, en el sureste de Bagdad.

La fuente señaló que un alto responsable de la Policía Federal resultó herido tras sufrir un intento de asesinato con armas con silenciador en el barrio de Al Mansur, en el oeste de Bagdad.

Irak es escenario de una escalada del terrorismo y de la violencia sectaria, con atentados frecuentes contra las fuerzas de seguridad y la comunidad chií.

La misión de la ONU en Irak (UNAMI) y el Gobierno iraquí anunciaron recientemente que cerca de un millar de iraquíes han muerto en actos violentos durante el pasado octubre, uno de los meses más mortíferos de los últimos cinco años.

EFE