16 de octubre de 2013 / 03:20 p.m.

Decenas de socorristas persistían el miércoles en la búsqueda de 10 desaparecidos debajo de toneladas de escombros de un edificio residencial que colapsó el fin de semana, sin que hasta ahora haya rastros de los obreros que quedaron atrapados, indicaron las autoridades.

Hasta el momento se han removido y evacuado al menos 350 toneladas de escombros, dijo en diálogo telefónico con The Associated Press Carlos Iván Márquez, director de la Oficina Nacional de Atención de Desastres.

Por testimonios de residentes y obreros, dijo Márquez, las autoridades calculan que los 10 desaparecidos, nueve obreros y un vigilante, están en la zona del piso 4 de la torre seis, que fue la que colapsó el sábado por la noche en un barrio residencial de la ciudad de Medellín, la segunda ciudad de Colombia y a 250 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Las autoridades abrieron una investigación sobre las causas del desplome, mientras el viceministro de Vivienda Guillermo Herrera ha dicho que aunque hay que concluir los estudios, la responsabilidad de la constructora sería evidente por eventuales fallas estructurales o en la ejecución del proyecto.

Al menos una persona murió en el desplome, un estudiante de 23 años, cuyos restos ya fueron evacuados y su entierro será en la jornada en Medellín.

"Uno siempre escucha a la gente hablando sobre el vacío que deja este tipo de catástrofes, pero nadie las puede entender hasta que lo vive en carne propia", dijo a su turno el antropólogo Santiago Uribe, de 40 años, y vocero de los residentes del conjunto residencial "Space", integrado por seis torres de 22 pisos cada una.

A raíz de un remezón el viernes por la mañana de una columna en la torre seis, las autoridades ordenaron la evacuación del edificio que estaba parcialmente habitado, al menos 16 familias, según la firma Lérida CDO, empresa constructora del complejo habitacional ubicado sobre las colinas del noroeste de Medellín.

Pero no todos salieron del resto de los edificios hasta que el sábado por la noche la torre seis colapsó, dijo telefónicamente Uribe, casado con un ingeniera civil y quien desde el viernes "estaba muy preocupada... (decía) nos tenemos que ir", narró. Uribe contó que él y su esposa Sara abandonaron desde el viernes su departamento en el quinto piso de la torre cinco, que las autoridades ya determinaron que deberá ser demolida debido a los daños sufridos por el colapso del otro edificio, y se fueron a casa de unos amigos. Ahora están alojados temporalmente en casa de su suegra.

La pareja, dijo Uribe, logró sacar de su departamento dos perritos callejeros que habían adoptado. El ingreso a las torres está restringido por las autoridades en previsión de cualquier incidente.

Uribe representa a por lo menos 127 familias evacuadas de las seis torres que aún no han tenido una reunión con la empresa para saber cómo solucionarán el problema de sus viviendas en las que dejaron todas sus pertenencias, desde documentos hasta ropa, muebles, computadoras. "Yo salí con un blue jeans, camisa y zapatos, tengo que empezar, encontrar los documentos, todo, empezar de cero".

AP