7 de diciembre de 2013 / 04:20 p.m.

Managua.- Nicaragua celebra hoy "La Gritería", una arraigada tradición religiosa a la Virgen Concepción de María, patrona del país centroamericano que se vuelca a cantar a lo largo y ancho del territorio nacional.

La celebración tiene sus orígenes en la ciudad de León, al noroeste, en el siglo XVIII, con los sacerdotes de la orden Franciscana y se extendió a todo el país. Los altares salieron de las iglesias para abrir las casas de todos los sectores sociales.

El viernes, la ceremonia de "la lavada de la plata" con la participación de miles de peregrinos, se efectuó en la Basílica Menor, el Santuario Nacional Mariano en El Viejo, departamento de Chinandega, al noroeste.

Los fieles limpian todos los objetos de plata y bronce y las reliquias de altar de Nuestra Señora del Trono, previo a una homilía concelebrada por los obispos católicos.

Este sábado, "La Gritería" congregará a miles de familias que cantan a María desde tempranas horas en las calles de ciudades, poblados y caseríos.

La tradición incluye comidas, dulces y pequeños juguetes que se regalan a los peregrinos en cada casa después de los cantos a "La Purísima". Los cohetes y juegos pirotécnicos son infaltables.

Los altares en las calles de las turísticas ciudades de Granada y León en el litoral del Pacífico, atraen a miles de visitantes por su belleza con representaciones de paisajes bíblicos con su toque nacional.

Las campanas de las Iglesias de Nicaragua repicaran a las 18:00 horas locales (24:00 GMT) para dar inicio a "La Gritería" con toda la algarabía de los niños que disfrutan las fiestas y los dulces.

Al grito de "¿Quien causa tanta alegría? La Concepción de María" se inicia con los cantos.

Notimex.