EVA GÁNDARA | @EVAGANDARA
1 de octubre de 2016 / 12:13 a.m.

MONTEREY.- Ramón Ayala provocó que los regios bebieran tragos de amargo licor este viernes durante su presentación en el Auditorio Banamex.

El acordeonista inició su presentación con una hora de retraso, lo que generó la molestia del público, quienes con rechiflas exigían la actuación del músico norteño, quien apareció en el escenario hasta las 22:00 horas luego de un clip qué narro su trayectoria artística.

De inmediato, la agrupación comenzó a complacerlos con éxitos de antaño, entre los que estuvieron "La Rama del Mezquite", "Tragos Amargos" y "Baraja de Oro".

"Me da mucho gusto estar de vuelta y verlos a todos por aquí, espero que se lleven un grato recuerdo de esta noche, sobre todo por qué yo soy de Monterrey, de la colonia Argentina", expresó Ramón, quien reunió a miles de personas que acudieron en jeans, camisas de cuadros, botas y sombreros.

Defienden a los hombres de Paquita

Ramón Ayala y Los Bravos del Norte aprovecharon su espectáculo para presentar su más reciente sencillo, titulado "Como el Topo", una canción que, aseguraron, tiene una dedicatoria especial

"Esta noche en la que estamos celebrando 53 años de trayectoria queremos presentarles un tema que ya está sonando en la radio de Estados Unidos y que compusimos para Paquita la del Barrio, espero y les guste", afirmó Ramón Ayala, quien defendió a los hombres de las canciones de la rubia estrella.

"Yo no soy un animal de cuatro patas, ni tampoco soy ningún bicho rastrero. Nunca me anden comparando con las ratas. Si me buscan, no es muy fácil que me encuentren, como el topo siempre cambio de agujero", dice una estrofa del polémico tema con el que se enfrentarán a la cantante en un duelo en Estados Unidos.

"A ver qué tal nos va ahora que estemos con ella en California", expresó nervioso el cantante.

Los duetos

Las sorpresas durante la velada no faltaron y una de ellas fue la participación de Laura Denisse, quien cantó a dueto con Ramón Ayala un popurrí que incluyó canciones como "Cuando era un Jovencito" y "La Vecina me puso el Dedo".

Además, destacó la actuación del holandés Dwayne Verheyden, quien cantó "Ya no Llores" y "Puño de Tierra".

Los éxitos continuaron entonándose durante casi tres horas durante las cuales los asistentes se rindieron a los pies de El Rey del Acordeón.