20 de marzo de 2013 / 02:07 p.m.

Seúl -Incheon • Corea del Norte respondió hoy con la amenaza de una "fuerte acción de respuesta militar" al anunciado despliegue en Corea del Sur de bombarderos estadunidenses B-52 capaces de arrojar bombas nucleares.

"Las fuerzas hostiles nunca escaparán a la fuerte acción de respuesta militar (de Corea del Norte) si este bombardero estratégico vuelve a incursionar en la península coreana", informó un portavoz del Gobierno norcoreano citado por la agencia estatal KCNA.

El portavoz, que no fue identificado por la agencia, aseguró que el régimen de Kim Jong-un "observa muy de cerca los movimientos" de los B-52 que estos días participan en uno de los dos ejercicios militares anuales de Seúl y Washington en territorio surcoreano.

La autoridad norcoreana calificó la presencia de este "medio estratégico de ataque nuclear a la península coreana", como una "provocación imperdonable" contra Corea del Norte en un momento en que la situación en la región "está cada vez más al borde de la guerra".

Las pasadas dos semanas los medios oficialistas del régimen norcoreano elevaron su habitual tono belicista y aseguraron en repetidas ocasiones que la guerra en la península era inminente, además de amenazar con ataques a Corea del Sur y EU.

No obstante, Corea del Sur y EU mantienen en curso las maniobras militares anuales "Key Resolve", que finalizarán mañana, y "Foal Eagle", que se prolongarán hasta finales de abril. En el caso de este último ejercicio, el subsecretario de Defensa de EU, Ashton Carter, confirmó ayer en una visita a Seúl la presencia en el "Foal Eagle" de un número no especificado de B-52.

Estos bombarderos estratégicos subsónicos, que poseen un amplio radio de acción y gran capacidad de carga, pueden lanzar tanto bombas nucleares como convencionales.

"La presencia de los B-52 es parte de la protección de EU a Corea del Sur conocida como "paraguas nuclear" ante la amenaza atómica de Corea del Norte", declaró a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl. Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra, ya que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 se cerró con un armisticio en vez de con un tratado de paz.

EU, que comandó una coalición internacional para apoyar a Seúl en esa guerra, mantiene en Corea del Sur 28,500 tropas y cada año realiza diversos ejercicios conjuntos con su aliado, al que se compromete a defender en caso de ataque de Corea del Norte.

EFE